La Feria del Stock no percibe la crisis


Más de 15.000 personas y unas ventas superiores en un 20% con respecto al año pasado es el balance de la sexta edición de la Feria del Stock de Camargo organizada por el Ayuntamiento de Camargo y la Asociación de Comerciantes, Empresarios y Autónomos del Valle (ACEARCA).

El cambio de ubicación ha sido decisivo en el éxito de la convocatoria ya que en esta edición por vez primer la Feria se ha desarrollado en la Plaza de la Constitución, en pleno casco urbano Muriedas-Maliaño en lugar de en las afueras.

Una encuesta de satisfacción realizada por ACEARCA entre los 31 comerciantes que han participado en al feria con 43 stand valoraba como “notable” el desarrollo de la Feria y como muy positivas las ventas realizadas en estas tres jornadas. De forma unánime, los participantes han calificado como mejor la ubicación elegida este año y han descartado la opción de regresar a otros emplazamientos.

Eduardo López, presidente de la Asociación de Comerciantes, Empresarios y Autónomos de Camargo ha destacado que “la crisis no se ha hecho notar en las ventas”, máxima preocupación de los comerciantes en esta edición y ha señalado que “la ubicación céntrica ha hecho que el público que ha visitado la feria este año sea esencialmente público familiar”.

Minutos antes de la inauguración oficial el pasado viernes a las cinco de la tarde, era ya numeroso el público que aguardaba la apertura de la carpa. La afluencia se ha mantenido constante hasta el cierre ayer domingo a las 21 horas.

El Concejal de Promoción Económica Javier Flor ha destacado el efecto positivo que la celebración de este evento ha supuesto en los negocios de hostelería del entorno que han visto multiplicada la afluencia de público.

La práctica totalidad del de Camargo ha participado en esta sexta edición de la Feria que ha contado con más expositores que en la edición anterior y que ha contado con el apoyo del Ayuntamiento que ha aportado 15.000 euros, 9.000 menos que en la edición anterior en una apuesta por “hacer más con menos”.

La Feria se ha desarrollado en una carpa de 900 metros, la misma que la semana anterior acogió la Fiesta de la Cerveza optimizando así la inversión realizada en apoyo de la hostelería y el comercio.