Las autoridades llaman a recuperar la disciplina y el sacrificio en el primer acto de homenaje a Velarde


El Valle de Camargo ha iniciado los actos oficiales del Primer Homenaje a Pedro Velarde con una misa en recuerdo al hijo de Muriedas. El acto, que se ha celebrado en su casa natal -en el actual Museo Etnográfico de Cantabria-, ha estado presidido por la consejera de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz; el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna; el Delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz; y el alcalde de Camargo, Diego Movellán, entre otras autoridades civiles y militares, y ha contado con la asistencia de decenas de vecinos del municipio que no han querido perderse esta cita.

El alcalde de Camargo ha sido el encargado de abrir el turno de intervenciones recordando a Pedro Velarde como una figura histórica cuyo valores tienen que estar hoy más presentes que nunca. Con los actos que se van a llevar a cabo esta semana, el equipo de Gobierno busca “que su espíritu impregne Camargo y ayude a enfrentarnos a un enemigo menos visible pero igual de peligroso como es la crisis económica”, ha continuado, “actividades que eran un reto organizativo y que se están convirtiendo en un éxito”.

Para Movellán, es ahora cuando la figura de Pedro Velarde adquiere mayor importancia que nunca. En su opinión, al igual que el militar “adoptó decisiones que 204 años después se siguen recordando”, en la actualidad “luchamos para que la corriente adversa que es la crisis no nos arrastre”. Se trata de una etapa, ha insistido Movellán, en la que “el sacrificio y la ilusión” permitirán alcanzar un futuro mejor.

El delegado de Defensa, José María Grande Urquijo, ha ido más allá al afirmar que “entre todos los sentimientos, es el de la patria junto con el religioso el que más hondo aviva en el hombre”. Por esta razón, ha lamentado que “nosotros seamos el único país que olvida su propia historia, por lo que nos arriesgamos a incurrir en los mismos errores”. Igual de vehemente se ha mostrado al afirmar que “un pueblo que olvida a sus propios héroes puede que no merezca tenerlos”.

La consejera de Presidencia y Justicia, que ha representado al Gobierno de Cantabria en sustitución de Ignacio Diego, ha recogido las palabras anteriores del militar para afirmar que “nosotros no queremos repetir nuestra historia, por eso hacemos actos como éste en el que volvemos a la casa de quien dio su vida por su patria”.

Leticia Díaz ha recordado que sin actos heroicos como los de Velarde y Daoíz, no se hubieran podido celebrar efemérides como la de los 200 años de la Constitución de Cádiz, recientemente conmemorada.

“No podemos olvidar su valor y arrojo a la hora de luchar contra los invasores y las adversidades, por lo que su comportamiento debe ser un ejemplo de valor, disciplina y coraje, adjetivos que debemos recuperar hoy en día”, ha señalado.

La consejera también ha insistido en que actos como los vividos en 1808 “deben servir para que los jóvenes conozcan la historia de Cantabria y la de España”. Por ello, ha mostrado su deseo de que esta primera edición de la Fiesta Homenaje a Pedro Velarde sea un éxito que se consolide en el calendario de eventos de Cantabria.

Ofrenda floral

La misa de campaña, celebrada en los jardines de la casa, ha estado oficiada por el párroco de Muriedas, Fernando Tabernilla. Posteriormente se ha realizado una ofrenda floral en la que las autoridades han depositado dos coronas de flores en el monolito que recuerda al capitán.

Como es tradición, el acto ha contado con la participación de representantes de la Academia de Artillería de Segovia. En esta ocasión el Capitán Francisco  Jesús Morejón García, así como la Escuadra de Batidores compuesta por cuatro alféreces cadetes, han venido en representación de la academia y, en agradecimiento, han recibido varias recuerdos de Cantabria y de Camargo.

[Consulta toda la información sobre la Primera Fiesta Homenaje a Pedro Velarde AQUÍ]