UGT recurrirá el Presupuesto de Camargo para 2012 porque “no salda la deuda con sus trabajadores”


 

El sindicato UGT ha anunciado hoy su intención de recurrir los presupuestos del Ayuntamiento de Camargo de 2012 porque “no recogen la deuda acumulada con sus , pese a las tres sentencias judiciales que ya han ratificado la valoración de puestos de trabajo en la plantilla del consistorio y las cuantías adeudadas”.

La sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Camargo, donde es sindicato mayoritario, recuerda que ya presentó alegaciones a los presupuestos municipales para este año por no incluirse en ellos la deuda con los empleados municipales, “y más, cuando ya existían sentencias judiciales firmes que la corroboraban”.

El sindicato aclara que ha interpuesto también un recurso de reposición contra el acuerdo plenario de contratar un crédito de seis millones de euros porque “según los propios técnicos municipales, para solicitar un préstamo con esta cuantía se requiere una capacidad de ahorro de 600.000 euros anuales, dinero suficiente para pagar lo que se debe a los empleados municipales si hubiera voluntad política para ello”.

Cuentas al día

“Según la Ley de Hacienda Local, la primera obligación legal de una corporación local es ponerse al día con las retribuciones de sus empleados públicos, por lo que no es admisible que el Ayuntamiento siga endeudándose sin afrontar de una vez por todas su responsabilidad con la deuda que tiene con sus propios trabajadores”, agrega la sección sindical de UGT en el consistorio de Camargo.

El sindicato recuerda que “los salarios de los trabajadores municipales salen del mismo lugar que las retribuciones del alcalde, sus concejales, su secretaria personal, su asesora de prensa o las dietas de los demás concejales, que tienen todo el derecho a cobrar por su trabajo como lo tienen los empleados municipales por hacer el suyo día a día”.

UGT reitera su disposición a la negociación “para zanjar de una vez por todas la deuda con los trabajadores del Ayuntamiento de Camargo”, aunque recuerda que “el actual alcalde se comprometió justo antes de las últimas elecciones a pagar la deuda y ahora nos obliga a recurrir a los ”.