Las ventas de coches usados crecen un 18% en agosto en Cantabria y alcanzan las 1.684 unidades


Las ventas de coches de segunda mano volvieron a crecer en agosto, sumando de esta manera trece meses consecutivos de alzas. Según datos de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (FACONAUTO), las transferencias de vehículos usados el pasado mes alcanzaron las 1.684 unidades en Cantabria, un 18% más que durante el mismo periodo del ejercicio anterior.

A diferencia de lo ocurrido en la venta de coches nuevos, el alza del IVA del primero de septiembre no ha provocado “ningún cambio” de tendencia en el mercado de segunda mano, produciéndose un crecimiento “similar” al que se viene observando desde hace ya trece meses.

Precisamente, apuntan desde el sector, es el contexto “desfavorable” para el vehículo nuevo lo que está provocando que los profesionales (concesionarios y compraventas) sean los que más se están aprovechando del “tirón de la segunda mano”.

En concreto, este canal crece un 33% en agosto y acapara ya el 43% de las transferencias. Por su parte, las ventas hechas entre particulares se incrementaron un 8,5%, suponiendo el 54% del total.

El precio medio de los vehículos de ocasión en la comunidad autónoma se situó en los 9.800 euros, lo que supone un una caída del 5% respecto a agosto del año pasado, según datos del portal coches.net.

Según esos mismos datos, los modelos más demandados fueron el Audi TT, la Serie 3 de BMW y el Wolkswagen Golf. Por edades, los coches con más de diez años siguen teniendo el mayor peso en las ventas, alcanzando ya el 43% del total, mientras que los de 0 a 5 supusieron el 29% y los de 0 a 10 años el 28%.

A este respecto, el presidente de FACONAUTO, Antonio Romero-Haupold, ha indicado que “dado que cada vez son más los coches viejos que circulan por nuestras carreteras, coches que antes se achatarraban, éstos deberían estar más estrictamente mantenidos y vigilados, tanto a la hora de pasar la ITV, como después, mientras transitan”.

A nivel nacional, las ventas de coches usados ascendieron a 1,05 millones de unidades en los ocho primeros meses del año, lo que supone un incremento del 7% en comparación con el mismo período de 2011.