El PSOE vuelve a llevar el debate sobre los PSIR al Parlamento de Cantabria


El Pleno del Parlamento de Cantabria abordará este lunes el debate sobre la proposición no de ley presentada por el PSOE para instar al presidente del Gobierno, Ignacio Diego, “a realizar las gestiones que sean necesarias” para retirar los recursos de inconstitucionalidad contra los proyectos singulares de interés regional (PSIR) contemplados en la modificación de la Ley 2/2001 de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria.

“Llama poderosamente la atención que Diego proponga ahora la utilización de los PSIRs, no para limitarlos, sino para extender su aplicación más allá de todo lo que él mismo criticó”, ha señalado el diputado socialista, Miguel Ángel Palacio, para quien “no parece razonable” mantener un recurso de inconstitucionalidad contra una modificación de la Ley del Suelo que fue “mucho más prudente y limitada que la presentada ahora por su gobierno”.

Palacio ha recordado que los PSIRs se regularon por primera vez en Cantabria en el art. 26 de la Ley del Suelo para permitir la implantación de instalaciones industriales, grandes equipamientos y servicios de especial importancia en suelos urbanizables, o rústicos de protección ordinaria y que en el año 2004 se produjo una segunda modificación de la ley para extenderlos a la implantación de viviendas protegidas y a los suelos urbanos.

La primera regulación, ha señalado Palacio, fue aprobada por los tres grupos de la Cámara: socialista, regionalista y popular, pero la modificación de 2004, PSIRs para viviendas protegidas y en suelos urbanos, contó con la oposición de los populares que además, presentaron recursos de inconstitucionalidad que prometieron retirar si se volvía a la redacción original de la ley.

El diputado socialista ha advertido de que hace unos meses, el Gobierno de Diego, con la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2012, realizó una primera modificación de los PSIRs, “no para reducirlos, sino para extender su implantación” a instalaciones destinadas a usos productivos y terciarios, y que el Consejo de Gobierno del pasado 3 de julio aprobó una segunda modificación “que permite que los PSIRs se puedan utilizar para la implantación de instalaciones y usos productivos y terciarios, de desarrollo rural, turísticos, deportivos, culturales, actuaciones de mejora ambiental, de viviendas sometidas a algún régimen de protección pública, así como de grandes equipamientos y servicios” a realizar en cualquier clase de suelo.

“Si Ignacio Diego ha decidido ahora que los PSIRs se puedan utilizar para todo tipo de proyectos y en toda clase de suelos, tiene que retirar los recursos de inconstitucionalidad que en su día presentó, porque es una incoherencia defender ahora lo que recurrió y criticó antes, en este caso, nada más y nada menos, que ante el Tribunal Constitucional”.