Recogida de tapones de plástico para ayudar a dos hermanos con distrofia muscular


Con el objetivo de recaudar fondos para ayudar a dos hermanos de Camargo que sufren distrofia muscular de Duchenne, la Asociación Cántabra de Enfermedades Musculares (ASEMCAN) ha iniciado una campaña para recoger 22 toneladas de tapones de plástico cuya venta -250 euros por tonelada- serviría para la compra de dos sillas de ruedas eléctricas.

Esta asociación, que está integrada dentro de COCEMFE, ha solicitado la colaboración de los vecinos y del Consistorio debido a que el alto coste de las sillas es imposible de asumir por la familia “ya que la madre no trabaja por que está pendiente de su cuidado”. Así lo ha señalado la presidenta, Gisela Sanz, en la radio municipal, quien ha indicado que na pedido al Ayuntamiento una lonja para almacenar los tapones y que los vecinos de Camargo y alrededores también puedan colaborar.

La enfermedad

La distrofia muscular de Duchenne es una forma de distrofia muscular que empeora rápidamente, a diferencia de otras distrofias musculares que  empeoran más despacio.

Es el tipo más frecuente de distrofia y está provocada por un problema en el gen que fabrica una proteína denominada distrofina. Esta proteína ayuda a las células musculares a mantener su forma y su fuerza. Sin ella,l os músculos van degenerando, y la persona se va debilitando gradualmente.

Este tipo de distrofia afecta solamente al sexo masculino. Los síntomas suelen empezar a manifestarse entre los dos y los seis años de edad. Cuando tienen 10 o 12 años, los niños con esta enfermedad a menudo necesitan desplazarse en silla de ruedas. También puede verse afectado el corazón, por lo que las personas con distrofia muscular de Duchenne deben ser controladas regularmente por un especialista en pulmón y corazón.

También pueden desarrollar escoliosis (una curvatura anómala de la columna vertebral) y contracturas en las articulaciones. Con el tiempo, incluso los músculos que controlan la respiración pueden verse afectados,y la persona puede necesitar un respirador artificial para seguir respirando.

Además,  ASEMCAN va a celebrar este fin de semana su segundo Mercadillo Solidario de Navidad  en Liendo, con el fin de recaudar fondos para financiar los gastos que tienen que afrontar las familias que se hacen cargo de estos enfermos.