Las fuertes rachas de viento obligaron a cortar un canalón del Centro Cultural Juan de Herrera del Alto Maliaño


El fuerte viento registrado en Cantabria el pasado sábado también se dejó notar de manera intensa en Camargo, donde la estación meteorológica del Aeropuerto de Parayas registró rachas cercanas a los 80 kilómetros por hora.

Las inclemencias meteorológicas provocaron el deslizamiento de alguna teja de su ubicación o ramas desprendidas a la acera, aunque la consecuencia más aparatosa tuvo lugar en el Centro Cultural Juan de Herrera del Alto Maliaño.

Hasta allí tuvieron que desplazarse dos unidades de intervención del servicio de Protección Civil de Camargo para cortar uno de los canalones, que se se había soltado de la pared y, vistos los vaivenes que realizaba, corría peligro de que se precipitara sobre la acera o la carretera.

La anectoda fue que esta intervención de los voluntarios de Protección Civil provocó mucha expectación tanto por los vecinos del Alto Maliaño que se encontraban aprovechando la mañana del sábado como por los scouts del Grupo Cachón que realizaban a esa hora algunas de sus actividades.

En el resto de la comunidad autónoma, el viento sur obligó a todos los servicios de emergencia de Cantabria a estar muy alerta. La racha más fuerte se registró en Tresviso, con 123 kilómetros por hora, y de todas las incidencias que se produjeron, la más grave ocurrió en la ribera del Asón, en el área recreativa de Somacueva, donde un excursionista de 20 años natural de Valencia resultó herido al caerle encima un árbol de grandes proporciones.