La ONCE dedica el cupón de hoy al Arte Rupestre Paleolítico de la Cornisa Cantábrica


La ONCE dedica el cupón del 28 de noviembre a la Cueva de Altamira y el Arte Rupestre Paleolítico de la Cornisa Cantábrica, entre los que se encuentran los restos hallados en la Cueva El Pendo de Escobedo de Camargo.

Este cupón se enmarca dentro de la serie que la organización dedica a los monumentos y lugares españoles que son Patrimonio Mundial de la UNESCO. Cinco millones de cupones llevarán esta joya del arte Paleolítico por toda España.

La ONCE dedica 44 cupones a los monumentos y lugares españoles que son Patrimonio Mundial de la UNESCO. Con esta iniciativa, la organización se suma al 40 aniversario de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural.

Esta serie de cupones, que comenzó en noviembre y está previsto que finalice a mediados de 2013, reúne todos los lugares y monumentos del Estado español que están inscritos en esta Convención.

El Pendo

Cantabria conserva uno de los más importantes conjuntos de arte rupestre paleolítico de Europa, y Camargo tiene suerte de albergar en su seno una de las cavidades más importantes de esta época.

La Cueva de El Pendo sigue siendo un de los destinos preferidos por los estudiosos de la arqueología y por aquellos que tienen interés por realizar un viaje en el tiempo y desplazarse 84.000 años atrás.

No hay que olvidar que el estudio de su yacimiento arqueológico ha aportado información clave para el conocimiento del comportamiento humano, la evolución humana y tecnológica, a través del Hombre de neandertal y el Homo sapiens.

De este modo, su secuencia estratigráfica y arqueológica, que se inicia al menos hace unos 82.000 a.C. y alcanza hasta el 1.500 a.C., están en el punto de mira de las discusiones científicas.