Homenaje al director de la Coral Peñas Blancas y reconocimiento a la Asociación de Jubilados


El Pleno de Camargo ha comenzado esta tarde en clave emotiva con un minuto de silencio en memoria de José Antonio Peral Lezcano, nacido el 18 de febrero de 1939,  durante 25 años director de la Coral Peñas Blancas de Revilla y fallecido en la tarde de ayer, horas después de que el Certamen Humanidad y Medio hiciera público que se le otorgaba uno de los principales galardones dentro de la categoría de Prácticas Sostenibles en Camargo.

Peral Lezcano no acudió a recoger el galardón puesto que se encontraba ya hospitalizado a causa de un problema cardíaco.

El pasado 31 de agosto el Pleno entregó la C de Camargo a la Coral Peñas Blancas con motivo de su vigésimo quinto aniversario en un acto en el que Peral Lezcano hizo entrega al alcalde de un libro que su propia familia y amigos le habían editado por sorpresa recopilando sus textos poéticos.

Diego Movellán ha querido rendir homenaje al desaparecido director de Peñas Blancas con la lectura de uno de sus poemas, el Himno a Camargo, y ha transmitido a su familia, compañeros de la Coral y a los vecinos de Revilla de Camargo “el dolor de todos los camargueses por la ausencia de uno de nuestros vecinos más queridos”.

Además, el Pleno ha entregado la C de Camargo a la Asociación de Jubilados y Pensionistas que preside Cionín Guerra en reconocimiento a sus dos décadas de trayectoria y a la destacada labor de sus miembros en el campo del voluntariado.

Guerra agradeció el galardón en nombre de quienes le han precedido en el cargo “tantos que seria demasiado largo nombrar”. La Asociación de Jubilados y Pensionistas de Muriedas está formada por más de 600 personas, de las que 40 desarrolla una labor activa de voluntariado social que se centra especialmente en el acompañamiento de enfermos o de otros mayores.