Cantabria registra más casos de SIDA que el año pasado y supera la media nacional


Cantabria ha registrado en lo que va de año 25 nuevos casos de SIDA, 15 en varones y 10 en mujeres, lo que supone un incremento respecto a 2011, año en que se notificaron 21 casos nuevos de esta enfermedad.

La Consejería de Sanidad y Servicios Sociales, con la campaña `¿Y si somos positivos?’, se une al Día Internacional de respuesta ante el SIDA, que se conmemora  este 1 de diciembre, y confirma “el total apoyo a la lucha contra el VIH/SIDA”, según ha declarado el director general de Salud Pública del Ejecutivo regional, José Francisco Díaz.

Los datos de incidencia de la enfermedad en Cantabria sitúan la tasa regional en 37,16 casos por millón de habitantes, por encima de la media nacional (20,62 casos por millón) y con un ligero repunte respecto a años anteriores debido a la mejora experimentada en los sistemas de registro, a la promoción del diagnóstico precoz y a la posible pérdida de percepción de la gravedad real de esta enfermedad tras la alarma inicial cuando surgió la patología hace 31 años. Desde el inicio de la enfermedad, Cantabria ha registrado 734 casos.

Según los datos aportados por José Francisco Díaz, la mayor incidencia se sitúa entre los 45 y 50 años, y la principal causa de transmisión es vía parenteral, es decir, contagio sanguíneo, al contrario de lo que ocurre en el resto de España, donde prevalece el contagio por vía sexual, sobre todo en homosexuales masculinos.

En lo que respecta a los casos de infección por VIH, es decir, casos en los que existe un contagio por este virus pero no se ha desarrollado la enfermedad, Cantabria registró, en 2011, 53 nuevos casos, 12 más que en 2010.

Este 1 de diciembre se celebra el Día Internacional del SIDA y Cantabria participa con una campaña de sensibilización dirigida especialmente a los jóvenes con el objetivo de que adquieran actitudes preventivas. “Si sensibilizamos y educamos a los más jóvenes para que tengan actitudes preventivas desde el inicio de las relaciones sexuales tendremos mucho terreno ganado”, ha señalado el director general de Salud Pública.

En este sentido, ha subrayado la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz que permite cronificar la enfermedad gracias a los tratamientos eficaces que hay actualmente.

José Francisco Díaz ha confirmado el compromiso de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales en la lucha contra el SIDA. “Mantenemos los recursos que dedicamos a ello a pesar de la difícil situación económica porque es prioritario para este Gobierno tanto a nivel preventivo como a nivel asistencial”, ha asegurado.

Para el próximo año, la Consejería ha mantenido el presupuesto destinado al Plan Regional del SIDA (cerca de 100.000 euros) y otros 44.000 para subvenciones a distintas asociaciones y entidades que trabajan en la lucha contra el SIDA.

“Este Gobierno no va a dejar de tratar a ningún afectado sea cual sea su situación personal. Esta enfermedad es un grave problema de salud pública en Cantabria y en todo el mundo y, por tanto, constituye una prioridad para este Gobierno y lo será siempre”.

Lipoatrofia facial y pruebas rápidas

Durante su intervención, el director general de Salud Pública ha destacado “el cumplimiento de compromisos hechos el año pasado” en referencia al comienzo de las pruebas rápidas de detección del VIH en farmacias y al inicio de la derivación de pacientes a centros acreditados en diferentes comunidades autónomas para realizar intervenciones quirúrgicas para resolver la lipoatrofia facial asociada al VIH/SIDA. En concreto, en 2012, 25 pacientes han sido derivados y algunos de ellos ya han sido operados.

La lipoatrofia facial es uno de los principales efectos secundarios generados por los tratamientos antirretrovirales contra el VIH, que permiten controlar la patología y hacer que ésta se cronifique. Supone la pérdida de grasa y acumulación de la misma en determinadas partes del cuerpo y constituye el principal factor estigmatizante y de autoexclusión de los enfermos con VIH.

Además, José Francisco Díaz se ha referido a la prueba rápida de detección del VIH, que desde el pasado lunes, se puede realizar en medio centenar de farmacias de la región, gracias al convenio de colaboración entre la Consejería y el Colegio de Farmacéuticos de Cantabria.