La actividad escolar ‘El bosque en otoño’ ha incluido como novedad visitas a La Castañera de Revilla


El Monte Collado, en los límites entre Camargo y Escobedo, y La Castañera de Peñas Blancas, en Revilla, han sido los dos espacios naturales en los que 710 escolares de nuestro municipio han conocido las especies arbóreas más significativas de los bosques de nuestro Valle.

Los escolares participantes en estas actividades se han relacionado directamente con el medio, desarrollando dos de las metas inherentes a la educación ambiental, como son la de interpretación del Medio Ambiente y la intervención de forma positiva y constructiva en su entorno.

Procedentes de colegios como el Gloria Fuertes, Mateo Escagedo, Altamira, Sagrada Familia, Arenas, Parayas, Agapito Cagigas, Pedro Velarde y de institutos como el Ría del Carmen, los chavales se han acercado a esos lugares representativos del rico patrimonio natural de Camargo, que es por sí mismo un marco ideal para la práctica de la educación ambiental.

Buena parte de ellos, unos 450, han participado en Magostas, una de las actividades tradicionales de la Escuela de Medio Ambiente, fundamentalmente “sensorial, lúdica y festiva”, ya que incluye el paseo por el bosque, la recogida de frutos y el asado y reparto de las castañas.

Visitas en Revilla

Como novedad este año, también se ha ofrecido a los centros del entorno de La Castañera de Peñas Blancas, en Revilla de Camargo, la posibilidad de realizar dos visitas a ese espacio natural que actualmente está en proceso de recuperación.

La primera la realizaron antes del inicio de las obras, y la otra se hará cuando los trabajos de recuperación del entorno hayan finalizado. “La respuesta ha sido muy buena, y han acudido dos grupos del Colegio Altamira y del IES Ría del Carmen, y cuatro del C. P. Agapito Cagigas”, destacan desde el Ayuntamiento.