Camargo logra 22.500 euros por la energía de los paneles solares de la Escuela de Medio Ambiente


Camargo ha recaudado 22.500 euros gracias a la venta de la energía generada por la Central Solar que tiene instalada en la Escuela de Medio Ambiente y que ha producido 50.000 kilovatios. De esta manera, dentro de tres años quedará amortizada la inversión realizada en 2003 .

El Ayuntamiento ha ingresado esta cantidad en concepto de energía limpia y siempre bajo la tutela del Régimen Especial de Producción, mediante el cual pueden venderse los kilovatios producidos.

Siguiendo las fórmulas divulgadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético (I.D.A.E.), con los 50.000 kilovatios generados por la central solar fotovoltaica de la Escuela de Medio Ambiente, Camargo ha evitado la emisión de 30 toneladas de dióxido de carbono (CO2) y de 4,3 toneladas equivalentes de petróleo.

“Los sistemas renovables de energía de la Escuela de Medio Ambiente de Camargo (solar térmica, solar fotovoltaica y minieólica) son recursos didácticos de primer orden para pequeños y grandes. Miles de escolares de centros educativos de Camargo y del entorno de la Bahía de Santander, han participado en la Ruta de las Energías, que concluía precisamente en las instalaciones de La Venta”, informan desde el Ayuntamiento.

Utilidad educativa

Además cientos de adultos, procedentes de cursos de formación en energías renovables de sindicatos y ayuntamientos de Cantabria, de escuelas de ingeniería de la Universidad de Cantabria, de asociaciones y entidades municipales, y personas a nivel particular, han podido comprobar la eficiencia, el ahorro y la calidad tecnológica de estos sistemas, como alternativa real a los problemas ocasionados por la producción y el consumo de energías fósiles, entre los que destaca el calentamiento global o cambio climático.

Tras su instalación en 2003, la Central Solar Fotovoltaica se convirtió en el tercer sistema de producción de energía renovable que el Ayuntamiento de Camargo montaba en la Escuela, tras el aerogenerador de 3 KW colocado en el año 2000 que aportaba energía para el consumo en sus dependencias -que asimismo fue el primero de Cantabria montado en dependencias municipales-, y los colectores de energía solar térmica, que calientan el agua y apoyan el sistema de calefacción convencional puestos en funcionamiento en 2001.