La Asociación de Vecinos de Maliaño lamenta los cambios que le impiden acceder a subvenciones


La Asociación De Vecinos Maliaño ha lamentado que no se hayan realizado aún convocatorias de subvenciones a las que se puedan acoger y se cuestionan si habrá alguna que se publique antes de que finalice el año, porque “seguramente eso marcará nuestra línea de actuación para 2013″.

En un comunicado publicado en las redes sociales, este colectivo vecinal lamenta que la convocatoria de la Concejalía de Cultura les “deja fuera porque hay que justificar la contratación de monitores profesionales, cuando todos los nuestros son voluntarios y no cobran profesionalmente”.

A ello se suma que la convocatoria de la Concejalía de Juventud para Campamentos de Verano “nos deja fuera con una nueva y reluciente cláusula que establece que sólo se subvencionan campamentos que se realicen fuera del municipio”, mientras que los dos conceptos por los que recibieron ayudas en la anterior convocatoria “se borraron para nosotros”.

El Telecentro

Otro de los problemas a los que se enfrenta este colectivo que agrupa a casi 50o socios es, como ya nos hicimos eco el pasado mes de agosto en NOTICIAS DE CAMARGO, surgió cuando el Gobierno de Cantabria “corta” internet en el Telecentro de los locales de Cros.

Un hecho que “deja bien claro que le importa tres narices lo que ocurra con los 150.000 euros que el propio Gobierno cántabro se gastó la pasada legislatura en equipos para poner en marcha esta instalación abierta al público todos los días mediante voluntarios que no cobran absolutamente nada”.

“Enterados de su intención, antes de que ocurriera, mantuvimos contactos con la Consejería a fin de lograr que nos pagaran sólo la conexión a internet, cubriendo nosotros todos los demás costes de mantenimiento, formación, cursos, etc. pero la respuesta fue clara, nada de nada, si queréis seguir funcionando os lo pagáis vosotros”, explican.

Desde la Asociación de Vecinos de Maliaño se recuerda que en otros lugares han puesto un precio de entrada diario “y están vacíos” por lo que ellos mantendrán las puertas abiertas de manera gratuita aunque sin internet “para vergüenza de quien nos cortó una subvención ridícula que luego se gastan en tonterías a las que no va nadie, pero venden en los periódicos”.