La primera sentencia sobre las preferentes en Cantabria es favorable a los afectados


El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Santander ha dado la razón a un afectado por la contratación de participaciones preferentes, anulando el contrato suscrito por el afectado porque considera que la entidad no le informó adecuadamente del tipo de producto que adquiría.

Se trata de la primera sentencia dictada en Cantabria en relación a las participaciones preferentes, que ha condenado a CaixaBank a devolver el importe de la inversión, 97.000 euros con los correspondientes intereses.

Y el cliente, a su vez, deberá devolver a la entidad los beneficios obtenidos mientras el contrato ha estado vigente, una cantidad que se concretará en el proceso de ejecución de sentencia.

Según la sentencia recogida por la Agencia EFE, el Juzgado de Primera Instancia respalda la postura del afectado y sostiene que el cliente “confió en la palabra de un empleado bancario sin ser consciente de los altos riesgos de un contrato complejo del que no recibió la necesaria información para ponderar sus riesgos y decantarse conscientemente sobre su contratación”.

De hecho, la sentencia que puede recurrirse ante la Audiencia Provincial de Cantabria, indica que después de escuchar a las partes, da la “impresión” de que el afectado pensaba que estaba contratando un producto similar a un depósito.