Equipos Nucleares logra un contrato por 74,5 millones que se prolongará hasta 2020


La empresa Equipos Nucleares (ENSA), perteneciente al Grupo SEPI y radicada en Maliaño, ha firmado este lunes con ITER Organization un contrato para la realización de todos los trabajos de ensamblado de la cámara de vacío en las instalaciones del ITER en Cadarache (Francia) por un importe de 74,5 millones de euros, que finalizarán en torno a 2020.

La empresa explica que el contrato con ITER, proyecto internacional para el desarrollo de una vasija de fusión en el que participan varios países, incluye el desarrollo de soldadura especializada y pruebas de maquinaria.

Concretamente, ENSA se ha adjudicado una de las fases del proyecto internacional de ITER, consistente en la soldadura de unión de los nueve sectores y los 54 puertos que componen la cámara de vacío.

Para la realización de estos trabajos serán necesarios más de tres años de preparación y cualificación, durante los cuales se desarrollarán técnicas especiales, tanto de soldadura como de inspección, herramientas y utillajes “altamente complejos”, así como equipos “totalmente adaptados” a las dificultades de las diferentes configuraciones de la cámara de vacío.

Posteriormente, una vez superada esta fase, estos trabajos serán desarrollados en las instalaciones del ITER por un total de 150 personas de “la más alta cualificación” que trabajarán durante dos turnos diarios a lo largo de cuatro años.