Un paseo arriesgado


Esta es la curiosa imagen que captó uno de nuestros fotógrafos el pasado miércoles, en la autovía S-10 en dirección hacia Santander, en torno a las 12:45 del mediodía.

La verdad es que no es que existan muchas más alternativas para realizar de una manera directa y rápida el tramo que discurre entre la Plaza de los Pueblos y el Polígono de Parayas, pero ciertamente este peatón eligió el recorrido más corto. Y también el más peligroso.

A pesar de que justo al lado se encuentra el arco con el radar que obliga a los vehículos a reducir su velocidad hasta los 80 kilómetros por hora, se trata de un tramo de notable riesgo.

Y es que allí se juntan quienes usan la vía izquierda como carril de aceleración para incorporarse a la autovía, y los conductores que quieren abandonar la vía rápida para dirigirse a la salida 3A en dirección al Alto Maliaño, o a la rotonda que conecta con el Aeropuerto o la zona de Alday en la salida 3B.

Los conductores podrían incluso asustarse por la presencia de un transeúnte inesperado en esta zona.