El Fortuna gana mientras Escobedo, Velarde y Revilla se complican la vida


La nueva victoria del Fortuna Camargo ha sido la única noticia positiva de un fin de semana que, por lo demás, ha estado gafado para el resto de nuestros representativos.

En la Tercera División, la Unión Montañesa Escobedo desaprovechó una remontada lograda con bastante esfuerzo, para caer finalmente por 3-2 ante el Meruelo, un rival directo al que da vida por la zona de abajo.

Y es que, no parece que los hombres de José Luis San Miguel tengan la suerte de cara esta temporada. En esta ocasión ni siquiera los dos goles de David sirvieron para arrancar algún punto.

Se adelantó el conjunto local a los 12 minutos, y tras unos minutos de aturdimiento del Escobedo, los blanquinegros supieron rehacerse y comenzaron a dominar el partido. Este control se tradujo en los dos goles de David, el primero en el minuto 25 y el segundo al filo del descanso, en el 43.

Sin embargo, tras la reanudación el empaté del Meruelo llegó pronto, en el minuto 52. Todavía quedaba mucho tiempo por delante y, lo que era peor, los anfitriones seguían apretando y generando ocasiones. Hasta que finalmente, las oportunidades se tradujeron en el tanto definitivo en el minuto 80 que daba la victoria a los locales.

Este resultado deja al conjunto camargués en una situación complicada. A estas alturas del campeonato, se encuentra a cuatro puntos del descenso y a catorce de la lucha por el ascenso. Está claro que habrá que empezar a pensar en objetivos a corto plazo y alejarse cuando antes de la zona peligrosa. Lo primero es lo primero.

Resto de partidos

Mientras, Velarde y Revilla no tuvieron un fin de semana propicio en la Regional Preferente. Los primeros cayeron en casa ante el Cayón B (0-3), al tiempo que los segundos salieron derrotados en su visita a la S.D. Nueva Montaña (2-1).

A quien sí le fueron bien las cosas, un fin de semana más, fue al Fortuna Camargo. Afianza su primera posición en la Segunda Regional gracias al triunfo ante el Valle Lebaniego por 3-1, y se mantiene a seis puntos del Reocín.