Las modificaciones de la Ordenanza Fiscal y de Apertura de Establecimientos ya son definitivas


Desde hoy tienen carácter definitivo las modificaciones llevadas a cabo en las Ordenanzas Fiscales que fueron aprobadas por el Pleno del Ayuntamiento el 25 de octubre de 2012, y se aplicarán a partir del día 1 de enero de 2.013, continuando vigentes mientras no se acuerde su modificación o derogación.

También entra en vigor la Ordenanza reguladora de la Tasa por la actuación municipal de control posterior cuando se lleven a cabo aperturas de establecimientos o se ejecuten obras sujetas exclusivamente a comunicación.

De esta manera, una de las principales novedades para 2013 será que el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles se podrá realizar de manera fraccionada disfrutando de una bonificación del 2 por ciento.

Siguiendo en el apartado económico, se mantiene congelado el Impuesto de Actividades Económicas para las pymes, o la medida que permite a las empresas de nueva creación no pagar la licencia de apertura.

Junto a ello, en 2013 se congelarán también las tasas que deben pagar las empresas para ubicarse en el Centro Municipal de Empresas -que se dedujo un 10 por ciento el ejercicio anterior-, y se regula el acceso al proyecto de Coworking con tasas de hasta 125 euros mensuales y la posibilidad de que se puedan contratar los espacios del Centro Municipal de Empresas por días o semanas.

Otro de los sectores a los que se les congelarán las tasas será el del comercio ambulante. De esta manera, quienes participan en el mercadillo de los martes o en el mercado ecológico de la Plaza de la Constitución no verán incrementados los impuestos a pagar el próximo año.

Otros servicios

Además de los impuestos que se aplicarán a los ciudadanos y sociedades mercantiles, también hay cambios respecto a otros servicios municipales que se prestan de manera habitual.

Así, los partidos políticos y los sindicatos deberán pagar por el uso del salón de actos de La Vidriera. Se trata de un servicio que, al menos, seguirá siendo gratuito para las asociaciones culturales y deportivas, las asociaciones vecinales, y los centros educativos.

También subirá el precio que pagan las parejas de novios por contraer matrimonio, aunque se incluye como novedad la posibilidad de celebrar bodas los domingos o la jornadas festivas, una posibilidad para la que las parejas deberán abonar 200 euros.

Bancos y policía

Se incrementa también la tasa que las entidades bancarias deben pagar por cada cajero automático ubicado en la vía pública, que pasa de 338 euros a 350, 34.

La tasa que experimenta un mayor incremento es  la que se paga por la realización de informes técnicos de accidentes por parte de la Policía Local,  que se incrementa en un 100%  y pasa de 35 a 70 euros.

Además, la prestación de servicios por parte de la Policía en eventos o actos que no sean del interés público también verán incrementada la tasa, que será de 28 euros por hora de actuación de la Policía Local, más 14 euros por coche policial desplazado, y 90 euros por el balizamiento.

Transportes y cultura

Camargo mantiene la gratuidad para pensionistas y familias numerosas, aunque se incrementa el precio del billete individual, que pasará a costar 1,20 céntimos. Eso sí,  este billete sube tan sólo tres céntimos de euro para quienes adquieran una tarjeta bonobús.

Mientras, en el ámbito cultural, se incrementa en 10 céntimos de euro la entrada de cine, pasando de 3,90 a 4 euros en sesión normal, y de 3 a 3,10 euros el día del espectador.

Sin embargo, entra en vigor la posibilidad de adquirir un bono de 10 entradas, de modo que cada una tiene un precio muy inferior al individual: 2,60 euros.

Apertura de pequeños negocios

Por otro lado, Camargo facilitará los trámites para la apertura de pequeños negocios con la aprobación de la ordenanza que simplifica los procedimientos y agrupa y fija los trámites que el ciudadano debe realizar.

De esta manera, para iniciar la actividad bastará una Comunicación Previa Responsable en la que el  empresario informa al Ayuntamiento de que el negocio que abre se ajusta a la normativa en vigor y que queda a disposición para posteriores comprobaciones y sanciones de no ser así. Esto supone la inmediatez de la apertura puesto que ya no es preciso esperar a las comprobaciones y al permiso.

Además, a partir de ahora, para realizar obras menores también bastará con una declaración responsable. Es decir, el propietario informará al Ayuntamiento de que la obra a realizar se ajusta a la norma; aportará la documentación precisa y quedará a disposición de la Administración para que realice las posteriores comprobaciones asumiendo la sanción en caso de que lo reformado o edificado no se ajuste a la normativa en vigor.

Esta nueva norma será aplicable cuando se trate de obras en locales que no implican modificación sustancial del uso del local, no afectan a elementos comunes como conducciones o estructura ni a las condiciones de seguridad contra incendios, ni la instalación de equipos de climatización.

En el caso de viviendas, la nueva norma será aplicable a obras de reparación interiores que no afecten a la distribución de los espacios ni a elementos estructurales o fachadas exteriores y se aplicará para cambios de puertas, sanitarios y renovación de instalaciones que no afecten a condiciones generales de seguridad.