ADICAE denuncia que las comisiones bancarias han crecido un 186 % desde 2007


Un estudio de los servicios técnicos de ADICAE (Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros) ha analizado la evolución de las comisiones bancarias de las entidades con mayor volumen de negocio, las rescatadas o intervenidas, y las extranjeras con mayor presencia en España, durante el periodo 2007-2012.

A tenor de este análisis, las comisiones que más han subido son las ligadas a mantenimiento de cuentas, tarjetas, sacar dinero en cajeros o las hipotecas, con casos tan sangrantes como el aumento de un 185,9% en el caso de estudio de préstamo hipotecario de la banca ‘saneada’; del 180,77% en el mantenimiento anual de cuenta corriente de la banca ‘extranjera’; o del 157,9% en el estudio de préstamo hipotecario de la ‘rescatada’.

ADICAE exige mayor transparencia, información y protección al consumidor en este ámbito, así como una investigación por parte de la Comisión Nacional de la Competencia, teniendo en cuenta la poca variación de costes que hay entre comisiones de unos bancos y otros.

En el marco de la actual situación económica, los servicios técnicos de ADICAE han realizado un estudio en el que analiza la evolución de las comisiones
bancarias durante los últimos cinco años (2007-2012).

La muestra ha estado compuesta por los 11 bancos españoles con mayor volumen de negocio (Banco Santander, Ibercaja, Banco Pastor, Banco Popular, Banesto, La Caixa, Bankinter, Banco Sabadell, BBVA, Unicaja y Kutxabank); los siete bancos extranjeros con mayor presencia en España (Barclays, Citibank, Deutsche Bank, Banco Espirito Santo, Triodos Bank y BNP); así como las siete entidades intervenidas o que tienen manifiestas dificultades económicas (CAM, Novacaixagalicia Banco, Catalunya Caixa, Bankia, Banco Mare Nostrum, Liberbank y Caja 3).

La Banca nacional “al descubierto”

En lo que respecta a los bancos con mayor volumen de negocio en España, el estudio de ADICAE desvela que el coste de mantenimiento de una cuenta corriente se ha duplicado durante este periodo (+102,75%), alcanzando incluso los 60 euros anuales en cinco de las once entidades.

Otro de los incrementos más llamativos de este grupo ha sido la comisión por estudio de préstamo no hipotecario, que en la actualidad se sitúa en 1,65%, cuando hace cinco años era del 0,65%, lo que supone un aumento del 139,13%.

No obstante, este porcentaje se dispara en el caso de las comisiones por estudio de préstamo hipotecario, con un 185,9% de subida (del 0,57 al 1,63%). Las cuotas anuales de las tarjetas de crédito y débito tampoco se han salvado de estos encarecimientos. Las primeras han aumentado el 35,24% (de 28,43 a 38,45 euros); mientras que las de débito lo han hecho en el 59,73% (de 13,71 a 21,90 euros).

“Banca intervenida: doble pago del rescate”

Por su parte, las entidades intervenidas, a pesar de haber recibido ayudas de fondos públicos, son las que han aumentado sus comisiones en mayor proporción, es decir, quieren que los consumidores paguen sus errores de gestión.

Así, la comisión por mantenimiento anual de la cuenta en estas entidades ha pasado de 18,91 euros en 2007, a los 45,85 euros actuales de media, un incremento del 142,46%. Por su parte, la cuota anual de la tarjeta de crédito se ha encarecido 95,95%, pasando de 28,43 euros (2007) a 55,71 euros (2012).

En lo que respecta a los estudios de préstamos para el consumo e hipotecario, el aumento de las comisiones se sitúa en el 147,82 y el 157,9%, respectivamente. Mientras que el coste de disponer de efectivo en cajeros de otra entidad de la misma red se ha encarecido un 114,42%.

“Banca extranjera: cogiendo los peores vicios de la nacional”

La banca extranjera, siguiendo la tendencia de la nacional, también ha aumentado de forma exponencial las comisiones aplicadas desde el año 2007. A pesar de haber subido en menor medida sus tarifas, incluso haber reducido otras como las de estudios de préstamos hipotecarios y subrogaciones, el sustento de estas entidades se encuentra en las prohibitivas comisiones por mantenimiento de cuenta corriente.

Y es que, durante el lustro analizado, este importe ha pasado de 21,07 a 59,16 euros actuales de media. Aunque en algunos casos llegan a alcanzar los
84 euros anuales. Y es que las entidades foráneas, tras establecerse en España y captar clientes, han adoptado los peores vicios de las nacionales, no sólo incrementando sus comisiones, sino también en el de la falta de la transparencia y opacidad informativa sobre las mismas.

A este respecto, ADICAE lleva desde el año 2008 exigiendo una regularización de las comisiones y unas reglas justas para los usuarios. Por otro lado, y a tenor de las mínimas diferencias que hay entre las comisiones aplicadas en las distintas entidades, ADICAE confía en que estos indicios sirvan para que la Comisión Nacional de Competencia inicie una investigación al respecto.