FEVE desaparece para integrarse en Renfe y Adif



La compañía Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE), que presta servicios en Camargo a ha desaparecido como tal para integrarse en Renfe Operadora y ADIF, algo que se ha hecho efectivo ayer martes, 1 de enero.

De esta manera, Renfe continuará prestando los servicios ferroviarios de viajeros sobre la red de ancho métrico que en la actualidad presta FEVE, en virtud de la integración de ambas sociedades en esa fecha.

Esta integración se lleva a cabo en cumplimento de lo establecido en el Real Decreto-ley 22/2012, de 20 de julio, por el que se adoptan medidas en materia de infraestructuras y servicios ferroviarios.

En aplicación de esta medida, la información actualmente prestada por el portal de FEVE pasará a ser ofrecida desde el comienzo del próximo año a través de las páginas web de Renfe, en lo referente a los servicios de transportes ferroviarios de viajeros y mercancías, y Adif en lo concerniente al mantenimiento y construcción de infraestructuras ferroviarias.

Al mismo tiempo, ha entrado en vigor, coincidiendo con su publicación en el Boletín Oficial del Estado, la Orden por la que se aprueba la relación del personal de la Entidad Pública FEVE que se integra en las dos entidades.

Su historia

Ferrocarriles de Vía Estrecha operaba en las comunidades autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Castilla y León y Región de Murcia sobre una importante red de 1.250 km formada en 1965 recogiendo la explotación de los distintos ferrocarriles de vía estrecha en España, que hasta dicho año se hallaban englobados en la empresa también estatal EFE (Explotación de Ferrocarriles por el Estado).

La mayoría del tráfico de FEVE se concentraba en pasajeros de cercanías, siendo el núcleo con mayor número de usuarios el de Asturias, mientras que las líneas con más tráfico eran las correspondientes a Cantabria, con cerca de 2 millones de usuarios cada una.

Por ello, recientemente se habían introducido mejoras las líneas Santander – Cabezón de la Sal y Santander – Liérganes, que han permitido acortar los tiempos de viaje.

La red de FEVE la formaban las líneas de las antiguas compañías Sociedad General de Ferrocarriles Vasco-Asturiana (véase Ferrocarril Vasco-Asturiano), Ferrocarriles Económicos de Asturias, Ferrocarril de Langreo, Ferrocarril de Carreño, Ferrocarril Cantábrico, Ferrocarril Santander-Bilbao, Ferrocarril de la Robla, Ferrocarril Cartagena-Los Blancos, además del Ferrocarril Ferrol – Gijón, construido íntegramente por el Estado.