Liberbank recurrirá la primera condena en su contra por las participaciones preferentes


Un juzgado de Santander ha condenado a Liberbank a devolver íntegramente un total de 54.000 euros por las participaciones preferentes vendidas por Caja Cantabria a una mujer, junto con los intereses legales y las comisiones derivadas de las operaciones, así como las costas judiciales, además de declarar nulos esos contratos.

La sentencia, que es la primera a nivel nacional contra Liberbank por participaciones preferentes, señala que la demandante, que percibía una pensión de jubilación desde 1999, era una cliente minorista, sin perfil inversor de riesgo, que actuó en la confianza que le inspiraba el personal de la entidad y en la creencia errónea de que suscribía depósitos a plazos.

La magistrada del Juzgado de Primera Instancia número uno de Santander Marta Solana Cobo, considera que la información de las órdenes de compra resulta “insuficiente” para poder conocer la realidad y funcionamiento del producto adquirido y “claramente contraindicado o contrario al perfil minorista y conservador del cliente”.

Recurso de Liberbank

Sin embargo, Liberbank ha anunciado a Europa Press que recurrirá la sentencia pues estos productos financieros fueron comercializados por Caja Cantabria antes de su integración en Liberbank.

Además de Caja Cantabria, Liberbank está integrada por Caja Astur y Caja Extremadura, que no habrían vendido este tipo de productos