El I Festival de las Artes imposibles finalizó de la manera más mágica


Los ilusionistas César Bueno y José Marci pusieron ayer jueves el broche de oro a la primera edición del Festival de las Artes Imposibles de Camargo que se ha desarrollado durante estos días en la carpa navideña instalada en la Plaza de la Constitución.

Ambos invitaron a los más pequeños del público a subirse al escenario y protagonizar con ellos los números, haciendo que los pequeños fueran también los protagonistas. Fue, en definitiva, una velada cargada de humor para toda la familia y de magia elegante y muy visual.