Los restos de una buena película [fotodenuncia]


Nuestro lector Ernesto Revuelta quiere lamentar a través de NOTICIAS DE CAMARGO el comportamiento que tuvieron algunos espectadores en la sesión de cine del pasado domingo de La Vidriera.

“La película estuvo muy bien, pero toda aquella magia se desvaneció cuando las luces se encendieron y la gente se fue marchando. Entonces pudimos ver que algunas personas habían dejado los restos de su merienda en el suelo”, relata en su correo electrónico enviado a conectados@noticiasdecamargo.es

El remitente cree que habría que ser más educado, “especialmente en una sesión en la que había muchos niños y ven comportamientos que no tendrían que ver”. También señala que “si algún niño tiraba algo al suelo ahí tendría que haber estado su padre o su madre para reprenderlo”.

“Tirar los envoltorios en un cine normal es algo que hay que criticar, porque igual que lo llevas a la sala lo puedes sacar en el bolsillo cuando lo acabas.  Pero igual de malo o incluso peor es hacerlo en el salón de actos de un edificio público”.

“¿Acaso ver una película ya nos da derecho a actuar así? ¿Dejaríamos todo perdido de plásticos y papeles si en vez de cine fuera uno de los conciertos o conferencias que hay en La Vidriera? ¿O en la biblioteca? No lo creo. Pues así debería ser siempre”, concluye nuestro lector.