Wartlisa celebra su cuarto de siglo apostando por la investigación y la innovación


La empresa Wartsila Ibérica acaba de celebrar su 25 aniversario como el mayor suministrador del Estado de motores y sistemas completos de propulsión, incluyendo reductoras, líneas de ejes, hélices y controles remotos para la industria de la construcción naval.

Esta multinacional finlandesa, que tiene en Maliaño uno de sus centros de producción, celebrará este aniversario manteniendo su apuesta por la innovación llevando a cabo, tal como señala la revista Estrategia Empresarial en su último número, una inversión de siete millones de euros destinada al centro de Investigación y Desarrollo (I+D) instalado en su sede central de Bermeo (Vizcaya).

Anteriormente, Wartsila integró en el año 2008 sus operaciones en la península, lo que supuso la incorporación del negocio de fabricación de hélices y repuestos.

Desde entonces, su fábrica de Maliaño ha crecido de forma importante, alrededor del 68%, tras una inversión de seis millones de euros, consolidándose como la única fundición del grupo en Europa.

La multinacional también destaca como promotora en el uso de sus motores para la producción eléctrica y cogeneración en instalaciones terrestres.

La compañía cuenta con una plantilla de 222 trabajadores entre sus centros de Bermeo, Camargo, Málaga, Las Palmas y Oporto, con una facturación media en los dos últimos ejercicios en torno a los 80-85 millones de euros. Su actividad la divide entre las áreas de marino, plantas industriales, servicio posventa, I+D y fabricación de hélices y sus componentes.