La estación de Renfe de Muriedas sólo recibió un pasajero de media distancia en todo el año


El Gobierno de España continúa empeñado en la “reorganización” de los servicios ferroviarios de media distancia convencional, lo que desembocará en la supresión de algunas líneas o la sustitución de otras por autobuses. Sólo se mantendrán las que sean declaradas como obligación de servicio público.

El Ministerio de Fomento se estaría planteando suprimir o sustituir aquellas líneas ferroviarias de media distancia en las que los ingresos por venta de billetes no alcanzan a cubrir al menos un 20% del coste de poner en circulación los trenes.

En este sentido, y según se desprende del estudio sobre elaborado por la consultora pública Ineco para Fomento con ocasión de esta reorganización, alrededor de unos cincuenta servicios no alcanzaban esta ratio de cobertura económica en 2011.

Según el Ministerio de Fomento, 172 estaciones de media distancia ni siquiera recibieron un viajero por cada jornada de 2011. Además, resaltan los datos de tráfico de las estaciones de Muriedas, La Pereda- Riosa, en Asturias, o Masalfasar, en la Comunidad Valenciana, que solo recibieron un pasajero en todo el año.

Con menos de cinco pasajeros cerraron 2011 las paradas de Alcolea del Río (Andalucía), Serin (Asturias), Villabona de Asturias (Asturias), Escatron (Aragón), Chiprana (Aragón), Paredes de Melo (Castilla-La Mancha), Haro el Pardo (La Rioja), El Tejar (Madrid), La Llosa (Valencia), Manuel-L’Enova (Valencia), Moncofar (Valencia), Albuixech (Valencia), Circuito Ricardo Tormo (Valencia) y Almenara (Valencia).

No obstante, uno de los factores que explican el reducido tráfico en las estaciones de media distancia recogidas por el estudio es que muchas de ellas también cuentan con servicios de Cercanías o de autobús.

Según Ineco, el Cercanías pasa por 121 estaciones de los 335 apeaderos que recibieron menos de cinco viajeros al día durante 2011. Una dualidad de servicios que es mayoritaria entre las estaciones con baja afluencia de comunidades como Asturias o Cantabria.

El estudio realizado con datos del ejercicio 2011 revela también que 43 trenes de Media Distancia convencional de Renfe circulan casi vacíos, dado que transportan un número medio de viajeros que no supera el 10% de toda la capacidad del tren.