PRC alerta de que cambios en el INEM retrasará hasta marzo el cobro de la prestación de afectados por EREs temporales


La portavoz del Grupo Parlamentario Regionalista en materia de empleo, Matilde Ruiz, ha denunciado que los trabajadores afectados por expedientes temporales de regulación de empleo no cobrarán hasta el mes de marzo la prestación correspondiente a enero, como consecuencia de cambios administrativos en el Instituto Nacional de Empleo (INEM).

La diputada del PRC ha advertido de la repercusión que este retraso puede tener para los afectados que no perciben ningún otro ingreso, dado que tendrán que afrontar “un mes sin salario”. “Estamos hablando de trabajadores que viven al día y que no pueden permitirse un mes sin salario”, ha precisado.

 Además, ha criticado la “falta de información” sobre este cambio en la gestión de las prestaciones y sus consecuencias y ha asegurado que muchos de los afectados “ni siquiera lo saben en este momento”, porque la comunicación “se ha limitado a una circular colgada en los tablones de anuncios de sus respectivas empresas”.

La diputada regionalista ha expresado su “rotundo rechazo” a este retraso, provocado por el incremento del número de trabajadores afectados por expedientes temporales de regulación de empleo y de la consiguiente carga de trabajo en las oficinas del INEM, y que ha achacado a “la errática política económica del Gobierno del Partido Popular”.

A su juicio, si la plantilla del INEM no está en condiciones de afrontar su carga de trabajo, “lo que tiene que hacer el Gobierno es reforzarla y no retrasar el pago de los salarios a unos trabajadores que ya tienen bastante con sufrir las consecuencias de unos EREs que ellos no han provocado”.

Asimismo, ha destacado que en este momento existen en Cantabria casi 10.000 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo, “viviendo una situación claramente insostenible”.

“No sólo no se crea un solo puesto de trabajo, sino que cada día se destruyen más y así lo reflejan todos los indicadores económicos, pero el Gobierno de Cantabria continúa mirando hacia otro lado, sumiendo a los cántabros en el desamparo y poniéndoles cada vez más trabas tanto para encontrar un empleo como para cobrar las prestaciones que en muchos casos son lo único que tienen para subsistir”, ha añadido.

Para la diputada regionalista, esta situación refleja “la insensibilidad y la deshumanización de un Gobierno al que cada día le preocupan menos las personas y al que no le tiembla la mano a la hora de hacer recaer todo el peso de la crisis sobre los más débiles y desprotegidos”.