Los ERE aumentaron un 40% en Cantabria en 2012, según CCOO


Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) se dispararon un 40 por ciento en Cantabria en 2012, frente al año anterior, al pasar de 600 a 837, según datos recogidos por CCOO de la Dirección General de Trabajo.

Además, CCOO de Cantabria ha señalado que ese aumento de los ERE presentados a lo largo del año pasado derivó igualmente en un aumento del número de trabajadores afectados, que se incrementó en 2.969 hasta alcanzar los 11.366, lo que representa un 35,36 por ciento más que en 2011.

El secretario general del sindicato, Vicente Arce, ha apuntado a la “falta de soluciones” para salir de la crisis y a la reforma laboral aprobada en febrero del año pasado como los “principales causantes” de que los ERE presentados en Cantabria en 2012 “se hayan disparado”.

Arce ha destacado, además, que prácticamente tres de cada cuatro trabajadores afectados (el 74,2%) lo han sido por ERE de suspensión, mientras el 16,5% lo ha sido por medidas de reducción de jornada y el 9,3% restante por expedientes de extinción de empleo.

Según CCOO, con relación a 2011, estos datos reflejan un aumento de cinco puntos en los ERE de reducción de jornada y una “leve” caída de 3,6 y 1,3 por ciento en los de suspensión y extinción de empleo, respectivamente.

A su juicio de Arce, esta “contención” en estas dos últimas modalidades de ERE “ha sido posible en gran medida gracias a la intervención sindical, que ha permitido reconducir en muchos casos las pretensiones iniciales de las empresas y canalizar hacia la negociación y el acuerdo la resolución concreta de cada expediente”.

Así, el máximo responsable regional de CCOO ha subrayado “que más de nueve de cada diez de los 837 expedientes presentados han sido pactados con los representantes de los trabajadores”.

Para Arce, los datos de la Dirección General de Trabajo dejan “bien claro” que la crisis económica sigue “muy latente” en la región y que “no se ven por ningún sitio los brotes verdes”, especialmente en el sector industrial, al que -ha dicho- pertenecen “casi el 65%” del total de trabajadores afectados, y entre las pequeñas y medianas empresas, que concentran “el 98% de la mano de obra sujeta a expedientes”.

El informe elaborado por CCOO de Cantabria parte también de datos del Servicio Cántabro de Empleo, que reflejan, a juicio de su secretario general, un “alarmante repunte” de los trabajadores afectados por ERE en diciembre.

En este sentido, Arce ha resaltado que en el último mes de 2012 se han visto afectados por expedientes de regulación 2.118 nuevos trabajadores, lo que representa “el mayor crecimiento de todo el año y eleva hasta 5.595 el número total de personas afectadas por ERE inscritas en las oficinas de empleo de la región”.

El dirigente regional de CCOO ha destacado que este dato supone un incremento del 40 por ciento con relación a los afectados en diciembre de 2011, que fueron 3.995, y de casi un 84 por ciento en comparación al mismo mes de 2010, en que la cifra se situó en 3.042 personas.

En opinión de Arce, esta realidad deja entrever que si los gobiernos de España y de Cantabria siguen apostando solo por la austeridad en vez de abordar una reforma fiscal y del sistema financiero “el panorama de la economía regional se va tornar “azul oscuro casi negro”.

Por ello, ha instado al Ejecutivo regional a poner en escena todos los mecanismos que tiene a su alcance para intentar frenar “este goteo incesante de empresas en crisis” y ha instado al presidente cántabro, Ignacio Diego, “a reactivar lo antes posible” la Concertación Social.

Además, Arce ha advertido de que la destrucción de empleo registrada en Cantabria en 2012, que se cerró con 7.068 parados más que el año anterior, “no se ha canalizado ni se ha generado a través de los ERE, sino fundamentalmente a través de despidos individuales y la no renovación de contratos temporales”.

Frente a lo cual, ha defendido la necesidad “de eliminar cuanto antes del mercado de trabajo toda forma de precariedad laboral”, y apostar por un empleo “más estable y de mayor calidad”.