Camargo pone en marcha las obras de renovación del Pabellón Polideportivo de Revilla


El más antiguo de los pabellones cubiertos de Camargo, el Polideportivo de Revilla, estrenará dentro de tres meses con una nueva techumbre. Así será una vez que finalicen las obras financiadas íntegramente por la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria y con un presupuesto de 191.286 euros.

El alcalde, Diego Movellán, ha comprobado la marcha de las obras acompañado por el concejal de Obras, Guillermo Plaza, por el jefe del servicio, Roberto Casuso, y por el aparejador Santiago Mancebo.

El Polideportivo es utilizado de forma constante por los alumnos del Colegio Agapito Cagiga. Además, a lo largo de su historia ha acogido competiciones deportivas del máximo nivel, ha sido escenario de eventos como Ferias del Stock, y por allí han pasado la mayor parte de los clubes deportivo del municipio.

Habrá más obras

Los continuos problemas de filtraciones en los últimos años han hecho preciso abordar la renovación de la cubierta. Movellán ha anunciado también que, una vez finalicen estas obras, se abordarán otros trabajos de adecuación de las instalaciones del pabellón con mayor aforo del Valle.

“El Pabellón Polideportivo de Revilla es el más antiguo de los cubiertos que existen en el Valle de Camargo. Data de principios de los años 80 y su estado de conservación así como los materiales con que fue construido venían desde hace ya años problemas para el normal desarrollo de la actividad deportiva, tanto por la presencia de goteras como por lo ineficaz que resulta como aislante término”, explican desde el Consistorio.

Los trabajos  van a poner fin a los problemas de filtraciones de agua que dificultaban la actividad así como la retirada de la cubierta de las piezas de fibrocemento.

Este material constituido por una mezcla de cemento y fibra de amianto se ha relacionado con efectos nocivos para la salud por lo que su retirada se realizará siguiendo procesos específicos que concluyen con su depósito en un vertedero autorizado para este tipo de residuos.

Además de la sustitución de la cubierta, el proyecto de obras contempla el tratamiento de la estructura con pintura ignífuga. También se limpiarán manual y mecánicamente todas aquellas zonas oxidadas.