El Aeropuerto de Parayas atendió el año pasado a 3.500 pasajeros con movilidad reducida


El Aeropuerto de Parayas atendió a lo largo de 2012 a un total de 3.532 personas con movilidad reducida. En las encuestas de satisfacción que se hacen durante todo el año, los usuarios de este servicio lo valoran muy positivamente, dándole una nota de “sobresaliente” y destacando su alto de nivel de calidad.

Según la información facilitada por Aena, se han dispuesto los recursos necesarios para hacer posible que en todos los aeropuertos españoles se preste un servicio de calidad que garantice que todas las personas puedan disfrutar del transporte aéreo entre cualquier punto de Europa, con independencia de la discapacidad o problema de movilidad que posea.

Gracias a este servicio el pasajero está acompañado durante su estancia en el aeropuerto por personal especializado (desde facturación hasta su asiento en el avión o en el desembarque).

El servicio incluye a todos los usuarios que puedan necesitar ayuda en un momento determinado, no solo las que tengan una discapacidad manifiesta, sino también a personas de edad avanzada o con facultades motrices mermadas.

Así, en el aeropuerto de salida, el servicio consiste en la recogida en el punto de encuentro y ayuda con su equipaje de mano, así como acompañamiento al mostrador de facturación, asistencia en los trámites necesarios para facturar así como en los controles de seguridad y en el embarque. Además se acompaña al pasajero al asiento designado dentro de la aeronave.

En el aeropuerto de llegada, se presta ayuda con el equipaje de mano, y desplazamientos desde el asiento hasta la puerta del avión y desembarque; a la sala de equipajes, pasando los controles necesarios, y a un punto de encuentro en el aeropuerto de destino (si éste se encuentra en un Estado miembro de la Unión Europea). En los tránsitos o conexiones también se presta la asistencia necesaria en estos casos, incluyendo, si procede, maniobras de embarque, desembarque o traslados por la terminal.