La degustación de morcilla reunió a los vecinos de Muriedas


La tradición es uno de los elementos que caracteriza la festividad que celebra durante estos días la localidad camarguesa de Muriedas. Y nada hay más tradicional para continuar con el pregón que la degustación de las morcillas.

Ayer, el Pabellón del IES Muriedas vivió otro de esos actos en los que la gastronomía y la convivencia vecinal se combinan en perfecto maridaje, como parte de la cultura de un pueblo.

Quienes acudieron pudieron disfrutar de las ricas morcillas preparadas por las mujeres de la Asociación Cultural San Vicente, que fueron servidas en generosas raciones acompañadas de pimientos y cebolla pochada. Todo un homenaje para el paladar.