Las finalistas de la Copa Femenina de baloncesto recogen los trofeos en pijama para protestar por la hora del partido


(Fotografía: Federación Cántabra de Baloncesto)

El Amide Camargo femenino no pudo acceder a la final de la segunda Copa de Cantabria Femenina, tras salir derrotado de su encuentro con el Grupo Tirso por 61-32.

En la otra semifinal el Pizzería Pomodoro Bezana ganó a Ventanas Arsán por 56-47 en un encuentro más ajustado, mientras que en la final disputada en el Pabellón de Numancia las de Bezana vencieron con claridad 46-66. 

En la entrega de trofeos las jugadoras de ambos equipos mostraron su desacuerdo con la temprana hora del encuentro acudiendo vestidas en pijama, junto con un cartel en el que se leía ‘No son horas’.

Recordemos que el partido que decidía el equipo campeón se disputó a las 10:00 horas del domingo cuando las semifinales se habían jugado el día anterior a las 16:30 y 18:30 horas respectivamente.

En cuanto al conjunto masculino senior, los de Camargo perdieron su encuentro de liga ante el Unión Cántabra de Baloncesto por un ajustado 76-73, tras un partido muy disputado.