Los accidentes laborales se redujeron un 21 por ciento el año pasado


De acuerdo con las cifras dadas a conocer hoy por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, en el año 2012 se produjeron en Cantabria 4.376 accidentes de trabajo, que implicaron la correspondiente baja laboral. Esta cifra supone que en 2012 se produjeron 1.181 accidentes menos que en 2011. Lo cual implica, en términos porcentuales, un descenso de un 21%, en comparación con los datos del año anterior.

De estos 4.376 accidentes, 6 tuvieron como resultado el fallecimiento del trabajador. Desde 2004, se han venido produciendo anualmente entre 10 y 20 accidentes en jornada de trabajo mortales. En 2011 año en el que ocurrieron 3 fallecimientos, marcó el mínimo histórico y de los 6 acaecidos en 2012, 3 de ellos tuvieron su origen en patologías no traumáticas (infartos, derrames cerebrales, etc.).

Respecto del índice de incidencia, estas cifras implican 2.569 accidentes con baja por cada 100.000 trabajadores afiliados a la Seguridad Social con las contingencias profesionales cubiertas. Esta cifra refleja una reducción del 20% con respecto al incide de incidencia 2011, situado 3.192.

Como dato comparativo, el ICASST ha destacado que el índice de incidencia de Cantabria se situó en 2012 por debajo del nacional, establecido en 2.790.

Para los responsables del ICASST, estos datos evidencian que el índice de incidencia de la siniestralidad continúa, en Cantabria, la tendencia a la baja, ya iniciada en el año 2008, pero que en 2012 se presenta con un descenso en la curva aún más marcado que en los años anteriores, en los que la caída se situó en alrededor del 8%.

Al igual que ha venido sucediendo en los tres últimos años, ambas cifras, número de accidentes e índices de incidencia, han marcado un nuevo mínimo histórico.

Por sectores de actividad 

La comparación de estos datos por sectores de actividad refleja que los índices de incidencia más elevados se obtienen en la construcción (5.287 accidentes por cada 100.000 trabajadores) y el sector agropecuario (5.284). Mientras que los más reducidos se sitúan en la industria (3.780) y los servicios (1.911).

En comparación con el año anterior, los índices de incidencia son más reducidos en todos los sectores, excepto en el agropecuario y pesca, en el que se ha producido un aumento del 4%.

Todas estas cifras corresponden a los datos provisionales publicados por el Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo (ICASST), que provienen de la explotación de los partes notificados a través del sistema Delt@, notificados y aceptados por la Autoridad Laboral hasta el 20 de enero de 2013.