Muriedas se convierte en la vía de salida de los vehículo Ford hacia las antípodas


El pasado miércoles hizo entrada en el Puerto de Santander el primer tren portacoches procedente de la planta valenciana de Ford en Almusafes.

Los vehículos tienen como destino Australia, Nueva Zelanda, Suráfrica y Noruega, a donde llegan tras una larga travesía por mar.

Así lo recoge la revista especializada en el mundo del ferrocarril Vía Libre, que indica que los trenes tendrán entre una y dos circulaciones a la semanam que además se hace eco de los 315.047 vehículos que se movieron por los muelles del puerto cántabro para la exportación o importación en 2011.

“Los trenes tienen grafiada la llegada a las 9:00 a Muriedas, la terminal portuaria ferroviaria de Adif que gestiona los accesos de trenes a las grandes campas de la Dársena Central de Raos. Este muelle tiene una superficie de 1.200 metros de largo por quinientos de ancho”, explica la revista, que continúa señalando que “allí se ubica un haz de tres vías, por un lado, de algo más de quinientos metros de longitud cada una, y otra más que recorre toda la longitud del muelle y que da acceso a una zona de químicos y graneles”.

El primer tren llegó el pasado miércoles con 180 vehículos, la mayoría del modelo Kuga, siendo igualmente la primera vez que Ford llegaba a Santander a través del ferrocarril.

“Inicialmente, está previsto un volumen anual de 10.000 unidades, pero esta cifra podría aumentar una vez se incorporen nuevos destinos desde Santander”,  finaliza el artículo que también hace referencia a un informe de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Anfac, en el que el Puerto de Santander obtuvo el primer puesto en el ránking de puertos con una calificación hasta ahora nunca alcanzada por ningún puerto.