El Cachón no se salvó del fuego en un Carnaval marcado por el agua [fotografías]


Ni siquiera el mal tiempo fue capaz de salvar de las llamas al Cachón. Y eso que el temporal también quiso ser protagonista. Primero obligando a modificar los actos y a eliminar el recorrido por las calles del pueblo, y después en forma de lluvia cuando se estaban encendiendo las primeras mechas.

Antes de que el cefalópodo quedara reducido a brasas, la comitiva formada por amigos y parientes había acompañado al Cachón en un corto tramo entre La Vidriera y el Parque de Cros.

En este lugar se celebró el juicio al animal. Fue un acto en el que el magistrado no se olvidó de los concejales ni de las pedanías del municipio, ni tampoco algunos de los problemas que tiene el municipio.

Eso sí, el juez interpretado por el actor Fran Barrio fue inflexible y -tras los alegatos de las actrices Elena Hernández e Iria Angulo en los papeles de fiscal u abogada- no tuvo en cuenta algunas súplicas venidas desde el numeroso público congregado pero disfrazado ya con atuendos invernales. Como era de esperar, dictaminó que el fuego debía prenderse para hacer arder al Cachón.

Y de esta manera tan simbólica, las llamas se llevaron por delante todo lo malo del último año. Para cerrar los actos del Carnaval, se procedió a la degustación de cachojuelas acompañadas de Agua del Carmen y Aromas del Puerto.