Alumnos de institutos de Camargo y Astillero participaron en el proyecto Global Classroom


El Centro Cultural La Vidriera de Camargo se transformó ayer en “sede” de la Organización de las Naciones Unidas y los cerca de 200 alumnos 2º, 3º Y 4º de la ESO de los institutos Valle de Camargo y Ria del Carmen y Nuestra Señora de los Remedios de Guarnizo, oficiaron de jóvenes embajadores dentro de una de las sesiones del proyecto Global Classrooms que organizan la Asociación Americana de las Naciones Unidas y la Fundación Marcelino Botín.

El alcalde de Camargo, Diego Movellán, y el concejal de Educación, José Díez, participaron en la clausura de la sesión de este proyecto que a través del formato operativo de las sesiones de la ONU convierte a los alumnos en embajadores de distintos países que deben defender posiciones contrarias sobre distintas cuestiones de forma oral y en inglés.

Movellán destacó el alto componente de negociación que recoge este proyecto y la trascendencia que para estos jóvenes “la generación mejor preparada que ha tenido este país” tiene la participación en actividades como esta.

El desarrollo del proyecto continuará con una sesión en la sede de la Fundación Botín el próximo 22 de febrero.