Nortec quiere un nuevo convenio antes de firmar la compraventa de Candemat


Se complica el proceso de venta de al grupo vasco Nortec, seleccionado por los administradores concursales para hacerse con las riendas de , ya que los compradores quieren que antes se firme un nuevo convenio laboral.

Esta propuesta incluiría la supresión de todos los pluses de la , desde la antigüedad al plus convenio o la prima de producción, así como el complemento que los trabajadores perciben cuando se ven obligados a salir al extranjero, informa el diario El Mundo Cantabria.

A todos estos requerimientos el grupo vasco también querría incluir 80 horas de flexibilidad. Un conjunto de condiciones que estaría perjudicando a la firma ubicada en Maliaño, ya que los clientes de la factoría exigen un propietario legal para la firma de contratos y, de seguir así, la ausencia de ingresos podría obligar a utilizar para nóminas los recursos disponibles para pagar las indemnizaciones en caso de una posible liquidación.

Serán los trabajadores quienes decidan, en asamblea, si aceptan el nuevo convenio. De no ser así, los administradores concursales podrían intentar un acuerdo con la empresa catalana Dover, si es que mantiene su interés por adquirir Candemat.

Afortunadamente no todo son complicaciones y Nortec habría optado por reducir el número de trabajadores despedidos, pues la empresa vasca, de los inicialmente 85 trabajadores que se mantendrían en plantilla, había decidido quedarse con 10 más. Esto supondría un total siete bajas en taller (todos mayores de 59 años) y dieciocho en oficinas.