El Ayuntamiento abrirá en breve la inscripción para optar a los huertos sostenibles de Revilla de Camargo


Camargo dispone de 52 Huertos Municipales Sostenibles en el Barrio de la Maza de Revilla y abrirá en los próximos días el proceso para adjudicar entre los vecinos que lo soliciten su explotación por un periodo de dos años. Las solicitudes se recibirán durante veinte días tras la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de Cantabria.

Las parcelas cuentan con una superficie de 30 metros cuadrados y una vez completada la selección entre los solicitantes a cada uno le será adjudicada un terreno mediante sorteo. Si una vez cubiertas todas las plazas quedaran solicitudes sin atender,se creará un bolsa de reserva.

“Por primera vez desde la creación de estos espacios en 2009, no será requisito para acceder a su uso el que se vayan a explotar por grupos intergeneracionales ya que en noviembre pasado el Pleno aprobó una nueva regulación que modifica tanto la gestión como la denominación de los que antes eran huertos intergeneracionales y son ahora huertos municipales sostenibles”, destacan desde el Consistorio.

La nueva regulación del uso de estos huertos tiene el objetivo de favorecer el acceso a los mismos del mayor número de usuarios introduciendo novedades como la limitación temporal del uso a dos años con posibilidad de renovación del 25% de los adjudicatarios así como la creación de bolsas de reserva que servirán para cubrir las huertas que queden vacías en los periodos entre convocatorias y la vía para la realización de un proceso de selección específico para los colectivos sociales.

Así personas físicas, mayores de edad, empadronadas en Camargo, que acrediten que su estado de salud es apto para la realización de tareas agrícolas pueden dirigirse al Ayuntamiento para solicitar el uso de parcelas a través de los formularios correspondientes. Si una vez efectuadas las adjudicaciones se producen vacantes los espacios libres se concederán a entidades y organizaciones de interés ambiental, social o cultural que promuevan la investigación o la innovación así como a personas u organizaciones no empadronadas.

Actualmente se trabaja para posibilitar que una zona de huertos pueda ser accesible y proceder a continuación a instalar en ella dos huertos de mesa que garanticen que las personas con problemas de movilidad puedan practicar la horticultura en igualdad de condiciones al resto de ciudadanos.