Izquierda Unida advierte de que la reforma local “es sinónimo de privatización y pérdida de servicios”


Izquierda Unida ha denunciado que la reforma local que plantea el Gobierno de Mariano Rajoy supone el “regreso a un modelo municipal preconstitucional y del que subyace la privatización de los servicios públicos que los ayuntamientos ofrecen”.

“En un momento en el que la ciudadanía pide más control y más participación en los asuntos públicos, el PP diseña una reforma cuyo objetivo es lo contrario” ha señalado Jorge Crespo, coordinador de IU en Cantabria y concejal de Camargo.

Crespo advierte de que cuando Cristóbal Montoro habla de racionalización del gasto y de evitar duplicidades “lo que realmente subyace es la reducción de la Administración Local al mínimo”.

“Menos competencias supone menos servicios sociales, menos educación y menos sanidad”. Izquierda Unida afirma que el proyecto prevé que muchos ayuntamientos cedan competencias a la comunidad autónoma, lo que en la práctica supondrá que esos servicios “se dejarán de ofrecer”. “Ignacio Diego ya ha reconocido que él no está dispuesto a asumir más competencias, por lo que se puede llegar a la conclusión de que esos servicios desaparecerán”, añade.

Desde la formación de izquierdas están “expectante”s por el papel que puede jugar el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, como presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). “A ver qué papel juega De la Serna, puesto que tendrá que elegir entre ser un peón de Rajoy y Diego o actuar como presidente de la FEMP”.

Desde Izquierda Unida reiteran que sí resulta necesario y urgente reformar la administración pero para dotarla de una mayor participación y legitimidad. “Nosotros defendemos la supresión de las Diputaciones provinciales, refugios de caciquismo como el de Carlos Fabra, y del Senado, “cementerio de elefantes” y sitio para colocar a personas como Bárcenas”.

Finalmente, Crespo destaca que la defensa de la democracia participativa y de los servicios públicos centrará la acción de IU. “Todo esto, que nace de la reforma del artículo 135 de la Constitución española diseñada por Zapatero, ha de ser respondido con movilización y con un programa alternativo que pasa, necesariamente, por no pagar la deuda a los especuladores”, concluye.