El Colegio Sagrada Familia participa en una campaña de reciclaje de móviles en desuso


Varios centros escolares cántabros, entre ellos el Colegio Sagrada Familia de Camargo, participan en la campaña ‘Movilizarte y recicla’, que promueve la ONG InteRed en España para la recogida de teléfonos móviles en desuso y recaudar fondos destinados a facilitar el acceso a una educación de calidad a personas desfavorecidas.

Los puntos de reciclaje en Cantabria se encuentran, además de en el Sagrada Familia, en el IES Bezana, Santa Clara, Alberto Pico y Santa Cruz de Castañeda, así como el Colegio Castroverde y en la ONG Manos Unidas.

Además, la organización prevé contar próximamente con otros centros de reciclaje en la Universidad de Cantabria, IES Las Llamas, y en la sede de la ONCE, entre otros.

La campaña, que durará todo el mes de febrero, propone de forma sencilla y gratuita la donación de móviles que permitirán reciclar respetando el medio ambiente y recaudar fondos para proyectos educativos.

Respecto a la primera cuestión, la ONG recuerda que los móviles tienen componentes metálicos y baterías altamente contaminantes. Además, uno de sus materiales, el coltán, se extrae fundamentalmente en el Congo, un país en guerra y donde los derechos humanos y medioambientales están desprotegidos.

En cuanto a los proyectos educativos de InteRed, tienen como fin el disfrute del derecho a una educación de calidad de niñas y niños desfavorecidos, mujeres indígenas, alfabetización de adultos y poblaciones de comunidades rurales de Latinoamérica, Asia y África.

Los móviles que no se usen (en funcionamiento o no, con batería, pero sin cargador, ni tarjeta SIM ni accesorios) se pueden depositar en el punto limpio de reciclaje. También se puede contactar en el mail donantes@intered.org o visitar su web.

Según la portavoz de la campaña, Encina Villanueva, la intención de la misma es concienciar al alumnado y a los jóvenes de la importancia del reciclaje y a la vez, con el dinero que se recaude con la recogida de móviles, colaborar en los proyectos que desde InteRed se llevan a cabo en educación en los países del Sur. “Reciclar y limitar nuestro consumo a lo necesario son actitudes fundamentales para cuidar a las personas y al planeta”, afirma.