Tráfico aumenta los controles sobre el uso del cinturón en el transporte escolar a partir de este lunes


La Dirección General de Tráfico (DGT) incrementará a partir del próximo lunes los controles sobre el transporte escolar dentro de una nueva campaña de vigilancia y control de este tipo de vehículos, que se extenderá entre el 25 de febrero y el 3 de marzo.

Durante una semana, se incrementarán las inspecciones de los autobuses destinados a estos servicios, en especial del uso del cinturón de seguridad. La campaña se enmarca dentro del calendario anual de acciones que la DGT realiza sobre seguridad vial.

En una campaña similar, realizada en noviembre del año pasado, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron a casi 4.000 vehículos destinados a este tipo de transporte y denunciaron a 1.927 conductores, cinco de ellos por dar positivo en las pruebas de alcoholemia.

Entre las irregularidades que con más frecuencia detectó la DGT en esa ocasión destacaron las de tipo administrativo, como la referida a la obligatoriedad de llevar la autorización especial de transporte escolar, concepto por el que fueron denunciados 1.442 autocares o los 232 vehículos sancionados por no tener el seguro de responsabilidad civil ilimitado.

En relación al uso del cinturón de seguridad, una falta en que Tráfico pone el acento debido a su peligrosidad, se sancionó a 34 personas. Desde octubre de 2007, tanto en España como en el resto de países miembros de la Unión Europea se deniega la matriculación a cualquier autobús que no tenga instalados los sistemas de retención.

Medio millón de alumnos utilizan a diario un autobús escolar para ir y volver del colegio y aproximadamente 17.000 autobuses (40% de toda la flota privada de autobuses) circulan realizando rutas de transporte escolar. A pesar de que no se trata de un sector con unas elevadas cifras de siniestralidad, todavía cada año se registran accidentes en este tipo de vehículos, como el que se produjo en enero en Xàtiva con Torre de Lloris (Valencia), que se saldó con cuatro niñas y dos adultos heridos.

Desde Tráfico se recuerda que el cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto corto o largo, urbano o interurbano y que en el autobús escolar “su uso es vida”. Un menor sin ningún tipo de retención multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales y nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo.