Aumenta la incidencia de la gripe en Cantabria


La incidencia de la gripe en Cantabria ha aumentado durante la semana pasada, con respecto a la anterior, y se ha situado en 178,58 casos por 100.000 habitantes, la cifra más alta de las registradas en esta temporada gripal.

A pesar del pequeño descenso en la semana anterior, la séptima de 2013, en que el número de casos bajó a 157,11, este repunte supera ligeramente la tasa notificada en la sexta semana que fue de 176,36 casos por 100.000 habitantes.

Estas pequeñas oscilaciones pueden deberse a factores meteorológicos que inciden en la trasmisión de la epidemia pero, en líneas generales, parecen estabilizarse las cifras, lo cual puede indicar que se están alcanzando los valores más altos de la epidemia 2012-2013.

Si esto se confirma, en las próximas semanas los casos iniciarán un rápido descenso correspondiendo con el final de la onda epidémica. En general, la comunidad autónoma mantiene niveles máximos desde hace 3 semanas por encima del umbral epidémico.  En España, la tasa media ha sido en este invierno superior a la de Cantabria, señalando en esta última semana una cifra de 230,89 casos por 100.000 habitantes, con una evolución ya ligeramente descendente.

De los 5.894 casos registrados hasta el momento, la mayoría corresponde a personas no vacunadas (94 por ciento del total), sobre todo entre los 5 y los 14 años (149,39 casos por 100.000 habitantes). La menor incidencia se ha registrado, una semana más, entre los mayores de 65 años (25,34 casos por 100.000 habitantes) que constituyen el principal grupo de población al que va dirigida la campaña de vacunación.

Los siguientes grupos de edad con mayor incidencia de la gripe son las personas entre 35 y 54 años (tasa de 75,83 por 100.000 habitantes) y los niños entre 0 y 4 años (tasa 72,64).

Por áreas de salud, el área de salud de Reinosa es donde más ha crecido la incidencia del virus durante la semana pasada, mientras Torrelavega ha registrado un ligero descenso. En general, toda la región se mantiene en niveles por encima del umbral epidémico.