El Gobierno estudia “incentivar económicamente” a los docentes que impartan sus materias en inglés


El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha catalogado como una “revolución histórica” el esfuerzo que está realizando el Gobierno regional para formar a las nuevas generaciones de cántabros bilingües a través del Plan de Inmersión Lingüística en inglés en la etapa de Infantil.

“Esto tienen una enorme transcendencia, que puede adquirir tientes de revolución si sabemos hacerlo adecuadamente y empeñarnos en ello, y así lo vamos a hacer”, ha dicho Diego en el transcurso de la Jornada de Seguimiento de este Plan de Inmersión Lingüística, que se ha celebrado hoy en la Biblioteca Central de Cantabria.

El presidente regional ha resaltado el “potencial social y económico” que para la Comunidad Autónoma supondría contar con unos recursos humanos bilingües “que sepan interrelacionarse aquí o en cualquier lugar del mundo en un segundo idioma y estén capacitados para hablarlo como su lengua materna”.

Este es el objetivo que persigue el Ejecutivo cántabro con sus programas de bilingüismo, ha añadido, programas que son una “prioridad” y que van en la línea de la “especialización inteligente” hacia la que quiere conducir a Cantabria Ignacio Diego.

Ante cerca de un centenar de docentes participantes en el Plan de Inmersión Lingüística, el presidente cántabro ha querido felicitarles por su implicación en esta iniciativa y les ha animado a seguir en la misma línea de esfuerzo para “sentar las bases” de esta revolución en el sistema educativo regional.

Propuesta

En el transcurso de su intervención, Ignacio Diego ha anunciado que el Gobierno de Cantabria está dispuesto a “incentivar económicamente” a los docentes de cualquier disciplina que, teniendo un nivel de inglés “suficiente”, introduzcan este segundo idioma en sus clases. Según ha dicho, este “esfuerzo” se evaluaría en función de la destreza adquirida por los alumnos y de los resultados obtenidos.

Por otro lado, ha explicado que enviar a nuestros jóvenes a aprender idiomas al extranjero es mucho más costoso que el “esfuerzo público” que conlleva traer a profesores nativos a la región, un sistema por el que el Gobierno apuesta “con convicción” y que pretende seguir impulsando.

De cara al futuro, Diego ha abogado por una Cantabria “insertada en la redes globales que aportan valor añadido” y no por una región “encerrada en sí misma”. Según ha dicho, éste es uno de los “retos” a los que se enfrenta la Comunidad en el siglo XXI y su consecución será más fácil si nuestros recursos humanos están capacitados lingüísticamente.

Ignacio Diego ha estado acompañado en el acto por el consejero de Educación, Miguel Ángel Serna; el director general de Ordenación e Innovación Educativa, José Luis Blanco, y la jefa de la Unidad Técnica de Innovación, Nuria Ayala, entre otras autoridades educativas.

Por su parte, Miguel Ángel Serna valorado como “absolutamente positivo” el balance del Plan de Inmersión Lingüística, que cuenta con el apoyo tanto de los centros como de las familias. Además, ha adelantado que la Consejería de Educación abrirá en breve plazo de tiempo una nueva convocatoria, con la esperanza de que se incorpore al mismo un mayor número de centros.

Bilingüismo en Cantabria

Cerca de 4.000 los alumnos pertenecientes a 26 centros educativos de Cantabria participan este curso 2012-2013 en el Plan de Inmersión Lingüística del idioma inglés en la etapa de Infantil, cuya finalidad es impulsar el aprendizaje de los estudiantes desde el inicio de su proceso formativo y su progresiva aplicación en el resto de etapas educativas.

La característica fundamental del programa, según ha expresado José Luis Blanco, es que los niños de Infantil vayan familiarizándose con el inglés, con la ayuda de nativos anglófonos, en sus actividades lectivas tanto formales como informales (juegos, actividades extraescolares, etc.).

Hasta 250 docentes se han implicado en este plan que prevé dos itinerarios formativos para el profesorado en función de su nivel de competencia en inglés. Además, se desarrollan otro tipo de medidas de apoyo como cursos específicos o la presencia en los centros de 30 ayudantes lingüísticos.

Al margen de este programa, en Cantabria están en marcha varios programas bilingües de inglés, francés y alemán en 54 centros de Primaria y Secundaria, en los que participan cerca de 7.000 alumnos. Este curso se ha producido un notable incremento del número de centros incorporados a estos programas, concretamente del 16 por ciento en Primaria y del 8 por ciento en Secundaria.

En cuanto a la implantación de la segunda lengua extranjera  en el tercer ciclo de Primaria, en estos momentos hay 86 centros con programas de anticipación del francés y otros 3 que anticipan alemán, en los que toman parte más de 4.000 alumnos.

Otras iniciativas en este ámbito son las Goblal Classrooms, que se desarrollan en 18 centros de Secundaria con programa bilingüe en inglés y que llegan a cerca de 1.000 alumnos. Por último, el número de auxiliares de conversación también se han incrementado en un 12 por ciento, pasando de 96 a 107.