Los trabajadores de RTVE en Cantabria se movilizan contra el convenio


Los trabajadores del centro territorial de RTVE en Cantabria han secundado este martes las movilizaciones convocadas por los sindicatos a nivel nacional para exigir la retirada de la propuesta de convenio presentada por la dirección de la empresa.

El Centro Territorial de RTVE en Cantabria, ubicado en el Polígono de Raos, cuenta con una plantilla aproximada de unos 50 trabajadores, que han calificado de “indigna” por plantear la supresión de la “mayoría de derechos laborales conseguidos durante más de treinta años de negociación colectiva”.

Según ha explicado la delegada de CC. OO. en el centro de RTVE en Cantabria, Maite Martín, la propuesta global de modificación del II convenio colectivo que la dirección de la empresa aportó el pasado 20 de febrero a la mesa de negociación y que ha dado lugar a estas movilizaciones es “impresentable”.

“No es una propuesta para ahorrar dinero, sino para desregular las condiciones laborales existentes y tratar de eliminar la negociación colectiva mediante la supresión de dos terceras partes de los recursos sindicales actuales o la sustitución de la actual Comisión de Control del Plan de Pensiones”, ha subrayado.

Crisis y periodismo

Pero los trabajadores de RTVE en Cantabria no son los únicos afectados por los tiempos convulsos que vive la profesión periodística, especialmente en esta región en la que los medios suelen verse afectados por unas bases muy débiles y una precariedad endémica, y en donde muchas empresas periodísticas han desaparecido en los últimos años.

Las cifras que se manejan a nivel nacional señalan que, desde el inicio de la crisis en 2008, se calcula que han perdido su empleo más de 6.393 periodistas , cifra a la que suman más de 2.990 afectados por los distintos EREs en curso. Y quienes mantienen sus puestos, lo están haciendo en peores condiciones, lo que redunda en una pérdida de la calidad e independencia informativa.

Además, el continuo descenso de la inversión publicitaria en la prensa tradicional ha ayudado al cierre de 197 medios de comunicación contabilizados. Destaca el caso de la prensa escrita, donde en cinco años se han dejado de vender en los quioscos españoles casi uno de cada cuatro ejemplares.

Para la Asociación de la Prensa de Madrid señalan que “los medios de comunicación tradicionales han terminado de demostrar que son incapaces de redefinirse y reorientar el negocio hacia fuentes de financiación alternativas”.

Al menos, los medios digitales parecen salvarse algo de la quema ya que 11,9 millones de españoles dicen leer diarios ‘on line’ y más del 60% de los periodistas encuestados creen que internet fortalecerá la profesión.