El ICANE indica que la economía cántabra se comportó en 2012 mejor que la media española


La economía de la Comunidad Autónoma de Cantabria se comportó en 2012 mejor que la media nacional. Según la contabilidad trimestral publicada hoy por el Instituto Cántabro de Estadística, el PIB regional (a precios de mercado) decreció un 1,2% en el conjunto del pasado año, frente a la caída del 1,4% que sufrió la economía española.

Desagregada por sectores, la estadística presenta que el mejor comportamiento de la economía cántabra se sustenta sobre la industria, que cerró el año con un descenso del 1,1%, frente al -2,9% nacional. Asimismo, la actividad en el sector de la construcción se redujo un 6,7% en Cantabria, frente al -8,1% nacional.

En servicios, el comportamiento regional y nacional fue similar, anotándose en ambos casos una leve caída del 0,4%. En este sector, el Gobierno de Cantabria destaca que “los servicios de no mercado (la Administración pública) solo descendió un 0,2%. Este dato demuestra que el esfuerzo de consolidación fiscal asumido por el Ejecutivo cántabro ha sido, en su mayor parte, en gasto improductivo, con una incidencia relativamente baja en el comportamiento de la economía”.

Según los datos del Icane, entre octubre y diciembre Cantabria registró una caída del 0,6%, similar a la registrada en el tercer trimestre del año, también dos décimas mejor que el comportamiento de la media nacional.

Asimismo, la contabilidad cántabra revela que los sectores industrial y de servicios copan ya el 80% del PIB, habiendo incrementado su peso cerca de cinco puntos porcentuales desde el año 2008. En concreto, el sector servicios supone un 60% del PIB regional, mientras la industria alcanza el 20%. Por el contrario, la construcción ha reducido su peso desde el 15% de 2008 a menos del 10% (9,9%) en 2012.

De hecho, el peso del sector industrial cántabro ha crecido desde el 17% de 2009 hasta el 19,9% de 2012. Este incremento es superior al que ha experimentado la industria a nivel nacional. En 2009, el sector suponía el 14,23% del PIB nacional (el peso de la industria cántabra era tres puntos superior); mientras, en 2012 la industria supuso el 15,5% del PIB español (el peso de la industria cántabra fue cuatro puntos y medio superior). Este hecho constata que la industria está creciendo en la comunidad autónoma más que en el conjunto del Estado.

Ante los datos, el Gobierno de Cantabria ha querido destacar que “el esfuerzo asumido por los ciudadanos en 2012 comenzará a dar sus frutos en el segundo semestre del presente año. El camino que queda por recorrer es todavía duro y exigente, pero la política económica es la adecuada. No se habría podido dar salida a ningún estímulo económico si antes no se hubieran puesto en orden las cuentas públicas”.

Según el Gobierno regional, “la reducción del déficit de Cantabria supone un ahorro para todos los cántabros, ya que no hemos tenido que pedir 500 millones de euros prestados y no vamos a tener que pagar los intereses de esos 500 millones de euros, como sí sucedió en 2011. Lo lógico y lo sostenible es que nadie gaste más de lo que ingresa y solo desde esa perspectiva se pueden plantear políticas de crecimiento, como la línea de 100 millones en créditos para pymes y autónomos o las líneas Innpulsa e Innova para la mejora de la productividad y competitividad de nuestra industria, por nombrar dos ejemplos recientes”.

Cantabria, según su Ejecutivo, “está hoy en mejor posición para plantearse un futuro sostenible. La economía cayó un 1,2% en 2012 a pesar del enorme esfuerzo de consolidación fiscal, de reducción del déficit, en el que ya hemos recorrido buena parte del camino. Y en 2009, a pesar de que se gastó mucho más de lo que se ingresó (el déficit cántabro fue superior a los 400 millones de euros, más del 3%), la economía cayó casi un 4%”.

“Lo que Cantabria necesita es credibilidad y confianza para que la inversión privada recobre el pulso y genere empleo”, ha concluido el Gobierno regional.