El Gobierno de Cantabria aprueba ayudas para siete acciones de empleo en la oficina de Maliaño


El Servicio Cántabro de Empleo, dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, ha publicado en el BOC las bases reguladoras de las ayudas destinadas a la puesta en marcha de los denominados proyectos integrados de empleo, con intermediación laboral, junto con la convocatoria de las correspondientes subvenciones destinadas a aquellas entidades que deseen colaborar con el Servicio Cántabro de Empleo en la realización de estas acciones.

Cristina Mazas, consejera de Economía, Hacienda y Empleo, ha destacado que, con esta iniciativa el Gobierno de Cantabria “continúa desarrollando su política de apoyo a la formación de los desempleados, de cara a la mejora de su capacidad de empleo, a través de actuaciones muy concretas, orientadas a ofrecerles unos adecuados conocimientos que redunden en potenciar su capacidad de integración laboral”.

Mazas ha enfatizado que con estas medidas se pretende “a través de unos amplios itinerarios formativos, sacar a la luz todas las virtudes laborales de las personas”.

Paralelamente, ha añadido, la consejera, “ofrecemos una labor de intermediación laboral, casando las ofertas con las demandas, de cara a desarrollar todas las posibilidades que podemos ofrecer a los desempleados cuando concluyen su formación”, en referencia a la consecución de un empleo por cuenta ajena, al fomento de la capacidad emprendedora de las mismas y a la posibilidad de formar parte como socio trabajador o de trabajo de una cooperativa o sociedad laboral.

Los proyectos integrados de empleo con intermediación laboral pretenden mejorar la eficiencia y la colaboración entre los tres instrumentos de la política de empleo: la intermediación laboral; las políticas activas de empleo y la coordinación entre estas últimas y la protección económica frente al desempleo, con la finalidad de reducir la duración de las situaciones de desempleo.

Para el Servicio Cántabro de Empleo, realizar estas actividades supone facilitar a las personas desempleadas un mejor posicionamiento ante la búsqueda de empleo y al mismo tiempo, contribuir a crear un mercado laboral más transparente.

Proyectos integrados de empleo

Los proyectos integrados de empleo con intermediación laboral incluyen, entre otras, labores de información, orientación y asesoramiento; formación transversal en nuevas tecnologías y/o idiomas; técnicas de coaching, inteligencia emocional y motivación para la búsqueda de empleo; habilidades sociolaborales y talleres de entrevista; fomento de la capacidad emprendedora; prospección empresarial;emparejamiento de ofertas de trabajo;prácticas profesionales no laborales en empresas y todas aquellas acciones dirigidas a incrementar las posibilidades de inserción laboral delas personas demandantes de empleo.

A estas subvenciones ofertadas por el Gobierno de Cantabria, a través del Servicio Cántabro de Empleo, dependiente de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, pueden optar los proyectos integrados de empleo promovidos por corporaciones locales, con un presupuesto global de 981.240 euros, y las entidades sin ánimo de lucro, con 1.825.360 euros.

En cada uno de los proyectos deberán atender al menos a 60 parados que estén inscritos en las oficinas del Servicio Cántabro de Empleo y deberán conseguir que al final del proceso encuentren un trabajo el 25 por ciento de los participantes, si son proyectos generales, y el 20 por ciento en el caso de los dirigidos a discapacitados.

La Consejería de Economía calcula que serán necesarios 37 proyectos para toda Cantabria , 24 de ellos a cargo de entidades sin ánimo de lucro y 13 por parte de los ayuntamientos.

Por áreas geográficas, siete corresponderían al ámbito de la oficina de empleo de Maliaño, once a las de Santander, seis a la de Torrelavega, cuatro a la de Colindres, y tres para cada una de las oficinas de Castro Urdiales, Reinosa y San Vicente de la Barquera.

El Gobierno apoyará estas iniciativas con subvenciones de entre 1.125 y 1.650 euros por participante. El importe depende del tipo de proyecto (general o dirigido a discapacitados) y del nivel de inserción conseguido, ya que por cada desempleado no colocado se restarán 500 euros de la ayuda máxima.

Los ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro podrán presentar sus propuestas en el plazo de quince días hábiles, contados desde mañana, día 13 de marzo, en el registro del Servicio Cántabro de Empleo.