El Fondo Cantabria Coopera inicia una nueva etapa


El Fondo Cantabria Coopera, fundación pública cuyo objeto es impulsar acciones en materia de cooperación internacional para el desarrollo, inicia su relanzamiento con nuevos estatutos. Presidido por Marta Guijarro, directora general de Universidades e Investigación de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, busca la participación ciudadana para un proyecto ideado para llevar a cabo la política de cooperación del Gobierno de Cantabria.

El Fondo tiene programadas diversas actividades solidarias. Mañana, su presidenta participará en el Foro sobre Comercio y el día 22 de marzo, coincidiendo con la Semana de la Moda del Besaya, el Fondo Cantabria Coopera participará en este evento con un Flashmob solidario en Torrelavega. El objetivo de esta actividad es contribuir a visibilizar al Fondo como órgano de participación de las empresas en tareas de cooperación al desarrollo, dentro de la responsabilidad social corporativa de las mismas.

“Queremos contribuir a generar un tejido productivo cántabro comprometido con la solidaridad, acercando la responsabilidad social a las empresas de la región. Para alcanzar este objetivo, argumenta Marta Guijarro, el Fondo está trabajando en las líneas de formación y en la difusión y generación de puntos de encuentro y foros de debate”.

Red de personas y entidades

La sostenibilidad de este proyecto se fundamenta en la creación de una red de personas y entidades por y para la solidaridad y el desarrollo, constituida por actores coordinados y formados. “Para ello trabajamos en red, involucrando en nuestras acciones a todos los actores posibles de la región: ayuntamientos, empresas, centros educativos, universidades, organizaciones sociales o profesionales. Buscamos sumar sus esfuerzos y sensibilizar a la población sobre los problemas globales que a todos nos afectan”. explica Guijarro.

El Fondo Cantabria Coopera trabaja las áreas de la cooperación internacional y la educación para el desarrollo, así como en la responsabilidad social corporativa. “Creemos, afirma la presidenta, en una educación para el desarrollo de calidad, desde las etapas más tempranas de la vida, pero también en unos agentes de cooperación cada vez más formados y en un tejido productivo comprometido con la responsabilidad social”.

En el ámbito de la cooperación internacional para el desarrollo, el Fondo apuesta por la cooperación técnica basada en el intercambio de conocimientos técnicos y de gestión, con el fin de aumentar las capacidades de instituciones y personas para promover su propio desarrollo.

A través de las acciones de cooperación técnica, se maximizan los valiosos recursos humanos de la administración pública, fundamentalmente en los sectores de la salud y la educación, vinculándolos a proyectos en países en desarrollo.