La incertidumbre regresa a Candemat tras la renuncia de Nortec


Candemat vuelve a quedarse sin comprador y el futuro de los 120 trabajadores sigue en el aire. Al menos eso lo que se desprende del anuncio realizado por el grupo Nortec, cuya oferta había sido seleccionada por los administradores concursales como la más viable de las presentadas.

Sin embargo, tras unas semanas en las que la firma compradora y el comité de empresa habían mantenido cierto distanciamiento que parecía ya resuelto debido a las rebajas salariales, ahora Nortec anuncia que retira la oferta.

La firma vasca argumenta la ausencia de carga de trabajo para los próximos meses y la perdida de confianza con los trabajadores como los principales motivos para tomar esta decisión.

Ante este panorama, la empresa matricera de Maliaño tiene por delante un porvenir incierto. Los administradores concursales tiene por delante un arduo trabajo en busca de una solución alternativa.

La primera salida parece estar en Dover, la empresa catalana que también presentó una oferta por Candemat y que quedó en segundo lugar en la pugna. Entonces las condiciones que proponían eran peores que las de Nortec, pero ahora puede que se vean con otros ojos.