La Fundación Comillas priorizará este año la eficiencia de la gestión y el gasto


La Fundación Comillas priorizará este año en la eficiencia de la gestión y el gasto corriente, la captación de nuevos talentos docentes y alumnado, la implantación de nuevos programas de español, tanto para profesionales como para el público en general, y la potenciación de las relaciones institucionales.

Estos son los objetivos fundamentales en torno a los que pivotará la acción de la institución a corto plazo, objetivos incluidos en el Plan de Actuación para 2013 y que hoy han sido ratificados por el Patronato de la Fundación junto con el presupuesto para el presente año, que alcanza los 6,2 millones de euros.

El presidente de Cantabria y del Patronato, Ignacio Diego, ha detallado al término de la reunión, la tercera desde que ocupa el cargo, las líneas maestras del Plan de Actuación, que dará protagonismo a la actividad académica y a las acciones de I+D del `Aula sin paredes’, iniciativa esta última que, a través de InverCantabria, pone a las instituciones y empresas de Cantabria a disposición de los programas de español para conseguir un “valor añadido” que atraiga a estudiantes y profesionales interesados en los atractivos de Cantabria.

Además, Diego ha puesto el acento en la pretensión del Patronato de convertir al Seminario Mayor de Comillas en un “foco de interconexión” para la geopolítica trasatlántica, “que atraiga y ponga en relación los conocimientos, las ideas y los recursos necesarios para el desarrollo económico y empresarial de una orilla y otra del Atlántico”.

Eficiencia en el gasto

También ha incidido en la necesidad de adoptar medidas dirigidas a la contención del gasto. En este sentido, ha anunciado que el órgano gestor de la Fundación ha dado el visto bueno a la simplificación de la estructura societaria de la institución, que permitirá un ahorro de 700.000 euros en concepto de IVA. Según ha explicado, la Fundación Comillas absorberá las otras dos entidades vinculadas a ella, la Sociedad de Arrendamientos Comillas (SAC) y Sociedad de Activos Inmobiliarios Campus Comillas (SAICC), que conformaban una estructura diseñada por el anterior Gobierno “sin ningún sentido”.

Por otro lado, el presidente cantabro ha informado del proceso llevado a cabo para la reestructuración y adecuación de la plantilla a las necesidades actuales de la Fundación, que ha permitido un ahorro de 360.000 euros anuales y se ha concretado en la reducción de 25 a 15 trabajadores, manteniendo el número de profesores y simplificando la estructura administrativa.

Se ha referido también a otras medidas de ahorro interno de acuerdo con la SAICC y a la reducción de la asignación económica para la Cátedra Comillas, con el compromiso, no obstante, de la Fundación y de la Universidad de Cantabria (UC) de fijarse “objetivos ambiciosos” que beneficien a ambas instituciones en el marco del Campus de Excelencia Internacional.

Estado estructural

En otro orden de cosas, el Patronato ha analizado la situación estructural actual del  Seminario Mayor. En este punto, Ignacio Diego ha recordado que el pasado verano se procedió a la estabilización de todo el claustro occidental para garantizar la consolidación estructural del edificio.

Tras incidir en el estado de “abandono” en el que se encontraba el ala Oeste del edificio con la gestión del anterior Ejecutivo regional, que ignoró los informes que alertaban del riesgo de derrumbe y destinó “todos los recursos” al ala Este, Diego ha dicho que su Gobierno se vio obligado a llevar a cabo esta actuación “de urgencia” que permitirá que, en caso de colapso parcial de alguna de las partes, el resto de plantas no se vean afectadas, aunque falta por resolver el problema de entrada directa de agua, que agrava las patologías del edificio.

Además, la Universidad de Cantabria ha constatado, a través de una serie de estudios realizados en la Iglesia, que no se han producido movimientos significativos en su estructura, si bien es previsible que se desarrollen más movimientos cuando comiencen las obras de consolidación estructural del templo, que según las estimaciones realizadas supondrán un coste cercano a los 3,5 millones de euros.

En este sentido, Diego ha adelantado que esa cantidad se financiará con los recursos que se obtengan de la venta de la parcela que anteriormente iba a ser dedicada a la construcción de apartamentos para profesores de Colegios del Mundo Unido. Ante el “destino frustrado” de ese proyecto, ha apuntado, en estos momentos se está tramitando un Plan Singular de Interés Regional (PSIR) para desligar ese terreno de la finca de la Fundación y someterlo a subasta. “Es una operación nada especulativa”, ha añadido el presidente cántabro para tranquilizar a los vecinos de Comillas.

Asimismo, a través de la Fundación Botín, la Fundación Comillas ha presentado su candidatura al concurso organizado por Europa Nostra para tratar de acaparar ayudas destinadas a la rehabilitación de patrimonio.

Gestión académica

Por su parte, la directora general de la Fundación, Tatiana Álvarez, ha dado cuenta al Patronato del informe de gestión académica, en el que ha incidido en las líneas del Plan de Actuación para 2013. Álvarez ha destacado el “compromiso decidido” de la institución con las titulaciones ya consolidados, el Grado en Estudios Hispánicos y el Máster de Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, y, a pesar del “presupuesto austero”, con la puesta en marcha de nuevos programas.

La directora general ha resaltado el trabajo realizado para dar difusión al Grado, en colaboración con la Consejería de Educación y la UC, así como los esfuerzos para desarrollar los nuevos currículos del Español para la Medicina y la Salud, que serán presentados a algunos de los hospitales universitarios más prestigiosos de la costa Este americana, y del Español para las Finanzas, los Negocios y la Empresa, que se ha presentado ya al Banco Santander y próximamente a una de las escuelas de negocio más importantes de España.

En materia de becas, la Fundación ha diseñado una convocatoria para el curso 2013-2014 en la que primarán, en primer lugar, los resultados académicos y, en segundo lugar, el aspecto económico.

Entre otras actuaciones, se han iniciado ya los trámites para convertirse en centro acreditado del Instituto Cervantes; se ha desarrollado un curso de lengua, cultura y metodología para profesores de español, que ha sido presentado ante Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos, y se ha diseñado un curso de español para estudiantes chinos, con el asesoramiento de universidades españoles expertas en este campo.

Todas estas iniciativas requieren un “tiempo de maduración”, según Tatiana Álvarez, quien ha agradecido el empeño y sacrificio de su equipo para hacer frente a los retos que se plantean para la institución en 2013.

Otros acuerdos

El Patronato ha abordado, además, el convenio de adscripción del Centro Internacional de Estudios Superiores del Español (CIESE-Comillas) a la UC. De mutuo acuerdo, se ha decidido extinguir el presente convenio por no adaptarse a la realidad y plantear la firma de uno nuevo que incluya la existencia de un Consejo Académico Mixto de CIESE-UC para que vele por los temas académicos.

Finalmente, han aceptado el nombramiento como patronos el rector de la UIMP, César Nombela (en sustitución de Salvador Ordóñez), José Luis Gil, Manuel Ángel Castañeda y Manuel Mariño, estos tres últimos de carácter electo. Queda pendiente para la próxima convocatoria del Patronato la aceptación del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, que no ha podido asistir a la reunión por imprevistos surgidos en su agenda.

En la reunión han participado también, entre otros patronos, los consejeros de Turismo, Eduardo Arasti, y de Economía, Cristina Mazas; el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz; la alcaldesa de Comillas, María Teresa Noceda; el presidente de la Fundación Botín, Emilio Botín; el presidente de Caja Cantabria, Eduardo Zúñiga, y el vicerrector de Relaciones Institucionales de la UC, Enrique Varona.