El Gobierno de Cantabria lleva a cabo nuevas actuaciones de comercialización de suelo industrial


El consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio, Eduardo Arasti, ha anunciado que el Gobierno de Cantabria sacará a subasta suelo industrial  en la región  por un precio de salida de entorno al 50 por ciento de venta actual, con el objetivo de incentivar la ocupación e inversión industrial con la consiguiente generación de empleo.

La medida afectará a un conjunto de 15-20 parcelas, con superficies entre 500 y 6.000 metros cuadrados, lo que hace un total de 30.000 metros cuadrados, en el polígono industrial Tanos-Viérnoles y los parques empresariales Besaya y Alto Asón.

Mañana viernes, día 22, se publicará, en la página web de SICAN (Suelo Industrial de Cantabria),  el pliego de condiciones  y en un plazo de 30 días se podrán presentar las ofertas que deben de contener al detalle el proyecto a desarrollar y una oferta económica igual o superior al precio de salida.

En el caso de que haya dos o más proposiciones con la misma oferta económica, se celebrará una segunda puja restringida entre ellas para que puedan mejorar sus ofertas.

Se introduce, además, una mayor flexibilización de las condiciones que deben cumplir los compradores. Por una parte,  se elimina la condición de que para transmitir, arrendar o ceder el uso de la parcela, haya que pedir el consentimiento de SICAN (Suelo Industrial de Cantabria) durante el plazo de 10 años y, por otra, se da un plazo mayor que el actual para iniciar la actividad una vez comprada la parcela.

Hasta ahora se debía iniciar la actividad empresarial en el plazo de 2 años. Ahora se exige iniciar la construcción en el plazo de 2 años.

Se rebaja el plazo de derecho de tanteo y retracto a favor de SICAN de 10 a 6 años y además se incluyen una serie de excepciones al derecho de tanteo y retracto: en caso de una transmisión a favor de una empresa que desarrolle el proyecto aprobado por SICAN, o una empresa continuadora de la actividad empresarial.

En definitiva, Arasti ha señalado que “se eliminan restricciones que dificultan la financiación necesaria para la compra de la parcela y el posterior desarrollo empresarial y se permitirá explorar el mercado y los precios reales de compra, lo que es importante de cara a poder llevar a cabo medidas adicionales, si fueran necesarias, captar inversión y  generar empleo en nuestra región”.

El consejero ha manifestado que  se trata de una “medida adicional” al plan de choque para la comercialización industrial que el Gobierno puso en marcha hace un año, y que incluía una rebaja de precios de entre el 15, el 30 e incluso el 40%, entre otras medidas.

El consejero ha destacado que la ocupación del edificio SALIA del PCTCAN ha pasado del 0 al 70% –el máximo posible dado que el 30% restante está reservado para la implantación de la incubadora de empresas–, lo que va a suponer tres millones de euros de inversión y 380 empleos.

En el Parque Empresarial Besaya se han ocupado 12 naves, diez de ellas como consecuencia del plan de choque, con un impacto de 50 empleos y un millón de euros de inversión.

Sámano y Vallegón

Por otro lado, el consejero ha destacado que el Ayuntamiento de Castro Urdiales ha retirado el recurso contencioso-administrativo contra el proyecto singular de interés regional (PSIR) del Parque Empresarial de Sámano y el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) ha archivado las actuaciones y dado por finalizado el proceso, con lo que “se eliminan todas las incertidumbres” sobre este espacio que va a permitir la implantación de empresas con una inversión privada de 35 millones de euros y la creación de 250 puestos de trabajo.

Arasti señaló que sólo el proyecto de Uvesco supondrá “a muy corto plazo” 20 millones de inversión y 99 empleos.