El II Plan de Formación Profesional 2013-2015 plantea una FP adaptada a las necesidades de las empresas


El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna, ha presentado el II Plan General de las Cualificaciones y de la Formación Profesional 2013-2015, acompañado por los directores generales de FP y del Servicio Cántabro de Empleo, Enrique Haya y María Ángeles Sopeña, respectivamente. El consejero ha destacado “la apuesta decidida del Gobierno de Cantabria por la Formación Profesional”.

En este sentido, ha explicitado el apoyo a la FP inicial y a la FP para el empleo, así como a la Formación Profesional Dual, “muy importante para la empleabilidad de nuestros jóvenes”. Serna ha recordado que “hemos estado durante cuatro sin Plan de FP” y se ha mostrado partidario de una Formación Profesional “sin rigideces”, más flexible a través de la modalidad a distancia/telemática y “con una mayor capacidad para adaptarse a las necesidades de las empresas”.

Ampliar la formación intermedia

El consejero de Educación ha mostrado su confianza para que “este segundo plan contribuya a corregir el perfil de formación de nuestros jóvenes”, que “debe cambiar” y así aumentar la tasa de formación intermedia, porque aquí nos encontramos con un gran número de jóvenes con una formación de nivel universitario y pocos titulados con una Formación Profesional de grado medio”.

Serna ha contrapuesto esta realidad de Cantabria y España a la de otros países de la Unión Europea, y ha aludido a una “situación extraña” caracterizada por muchos jóvenes universitarios y muchos jóvenes con muy poca formación, mientras que en la UE los índices de formación intermedia es muy superior.

La publicación que contiene este segundo Plan recoge, por ejemplo, que la formación intermedia de los jóvenes europeos supera el 40%, mientras que en Cantabria apenas llega al 25%; además, la formación básica de los jóvenes de nuestra región alcanza el 33%. En este sentido, el director general de FP se ha referido a la necesidad de aumentar el número de graduados en ESO para lograr que promocione un mayor número de alumnos a Formación Profesional.

Agentes sociales

El consejero ha agradecido el esfuerzo conjunto para la elaboración del Plan de las dos direcciones generales representadas en el Consejo de Formación Profesional, así como de los agentes sociales: Comisiones Obreras, UGT y CEOE-CEPYME.

También ha agradecido a los alumnos de Artes Gráficas del instituto `La Albericia’ el diseño del logo que aparece en la portada del documento. El II Plan General de Cualificaciones y de la Formación Profesional 2013-2015 obtuvo el dictamen favorable del Consejo de FP y la aprobación posterior por el Consejo de Gobierno.

Líneas estratégicas

El director general de Formación Profesional y Educación Permanente, Enrique Haya, ha enmarcado los objetivos del II Plan de FP dentro de la Estrategia 2020 de la UE, que diseña una economía basada en el conocimiento y prioriza los recursos disponibles.

Articulado en 20 objetivos y 110 acciones específicas a desarrollar en tres años, el II Plan de FP define cinco líneas estratégicas que promueven la adaptación de la oferta de Formación Profesional al tejido productivo de la región y el establecimiento de puentes entre los dos subsistemas (de FP inicial y FP para el empleo), con más centros que puedan impartir ambas modalidades y actúen en red.

Otras directrices van en la línea de potenciar la FP dual y la movilidad, “pilar básico de la Formación Profesional”, así como “la cultura emprendedora en todos los centros, como una salida laboral más para los jóvenes”.

Haya se ha referido también al objetivo de rentabilizar los recursos y a la elaboración de un Plan Regional de Formación Permanente del Profesorado, que sea la base de la actualización de nuestros profesionales. También ha hablado de consolidar una red de información y orientación profesional, que posibilite a la ciudadanía un mejor conocimiento de la oferta formativa.

Por su parte, la directora general del Servicio Cántabro de Empleo, María Ángeles Sopeña, ha explicado el seguimiento del II Plan de FP, que “permita una evaluación objetiva de los resultados”. Se ha referido también al presupuesto, de casi 40 millones de euros, que ha calificado de “realista y abierto”, puesto que está sujeto a variaciones derivadas de las evaluaciones anuales.